Los peores tipos de jefes con los que te puedes encontrar

como-ser-un-mejor-lider-de-equipo

Foto: Pixabay (cc) geralt

“El que sabe, sabe, y el que no, es jefe”, dice el popular dicho. No es en vano claro está, porque los que tienen privilegio de tener un jefe que les agrade son pocos. Pero hay algunos que simplemente son más desagradables que otros, como los de la lista que te mostramos a continuación:

El sabelotodo

Siempre cree que tiene la razón y no escucha a sus empleados. Por seguir su “instinto ganador” muchas veces se cometen errores por los cuales paga todo el equipo.

El tradicionalista

“Siempre se han hecho las cosas así” es la frase que habitualmente sale de su boca cuando sus empleados lo interpelan o le sugieren algo nuevo. Su actitud extremadamente conservadora impide que mejore la calidad y la eficiencia del trabajo.

El indiferente

Nunca está pendiente de nada ni colabora con el trabajo de los demás, pero es el que más recrimina cuando los resultados no son los que se esperaban.

El creativo

Ser creativo no es malo, pero si tus ideas no son muy buenas, es peligroso. Un jefe que está convencido que todas sus ocurrencias son la octava maravilla tiende a imponerlas y los resultados -buenos o malos- de sus “geniales proyectos” los asume todo el equipo.

El amo

Aunque ahora relacionamos mentalmente está palabra con el sexy sadista Christian Grey y sus 50 sombras, lo cierto es que este no es el caso. Un jefe “amo” jura que es dueño y señor en la vida de sus empleados y para él no hay días libre ni descanso que valga.

Fuente: Forbes