¿Cómo decirle "no" al jefe?

Decirle que “no” al jefe no es cosa fácil, sobretodo cuando estamos en un estado de inseguridad laboral. Pero aceptar todo lo que se nos pide, incluso aunque nos moleste mucho es una conducta poco saludable, ademas de sentar un precedente muy desagradable para el futuro. Por eso es importante que los trabajadores sean claros desde el principio con sus superiores a la hora de establecer límites. Si este es tu caso y no sabes cómo empezar a decirle que no al jefe, la Revista Forbes entrega los siguientes consejos:

Piensa antes cómo vas a plantear el tema

Si algo conoces a tu jefe podrás estimar en cierto grado qué preguntas te hará cuando le presentes el tema. Toma precauciones y prepara tu respuestas a esas preguntas. Ensáyalo hasta que sientas que dominas tus respuestas.

Define el lugar y el momento

Decirle al jefe algo que probablemente no le va a gustar no es cuestión de “llegar y tirar”. Indentifica cuál es el momento que tu jefe está disponible y con menos trabajo, y pídele hablar con él a esa hora. Además, intenta que sea siempre en privado.

Explica detalladamente por qué estás negándote a hacer lo que te pide

Tienes que ser convincente con tu argumento. Decir que no porque simplemente no te gusta, no caerá bien. Sobretodo debes mantener la calma y seria, siempre haciendo primar los argumentos que es tu mejor estrategia a la hora de convencer a tu jefe.

Se agradecido

Auque te estés negando a hacer algo, eso no significa que no debas agradecer por la confianza depositada en ti por darte ese trabajo. Recuérdale que cuando necesite algo tú estás disponible, a pesar de que no puedas a hacer lo que te está pidiendo.

Presenta una nueva alternativa

Será más fácil que tu jefe acepte tu negativa si sabe que el trabajo la hará otra personas. O que si hay cierta modificación de los párametros del asunto en cuestión, tú igualmente podrías hacerlo.