Las cosas que sobran en tu currículum

A veces la gente no pone a la práctica el dicho “menos es más”, pero en este caso debieran hacerlo. Lo que atrae a un reclutador de tu curriculum no es la extensión sino el contenido y la apariencia, es decir, que esté bien escrito y desarrollado. Esta es una lista de las cosas que sobran en tu CV:

 Títularlo como “curriculum vitae”

Es bastante obvio, ¿no? Sabemos que se trata de un CV y ellos también lo sabrán, sin necesidad de que lo escribas. Mejor utiliza ese espacio para colocar tu nombre con una fuente distinta o en un tamaño más grande. O puedes colocar otra cosa que merezca atención o simplemente dejarlo en blanco.

Trabajos temporales y/o esporádicos

Esos típicos trabajos que hiciste mientras eras estudiante como niñera o bartender y que tienen cero relación con tu carrera. Si todavía eres estudiante, quizás te convenga colocarlo ya que de este modo se dará a entender que eres una persona responsable y trabajadora.

El estado civil

Estás buscando trabajo por tus aptitudes profesionales, experiencia y conocimiento. A nadie debería importarle si estás casado, soltero o divorciado y si les interesa, deja que te lo pregunten en la entrevista.

Estudios básicos

Estos son totalmente prescindibles cuando ya hemos cursado una carrera de pre-grado o un título de post grado. Se entiende que para haber llegado a esa instancia has tenido que cursar todo lo que va anteriormente.

Calificaciones

No son necesarias, a menos que hayan sido tan excepcionales que te confieran algún tipo de distinción.

Certificados

No debes adjuntar los certificados de licenciaturas y titulaciones, salvo que así te lo solicite la empresa.