Las claves para lograr un buen trabajo en equipo

las-claves-para-lograr-un-buen-trabajo-en-equipo

Foto: Pixabay (cc) vait_mcright

Saber trabajar en equipo es una cualidad que se exige cada vez más en el mundo laboral actual. No a todos se les da fácil y hay muchos que terminan pasando malos ratos en el trabajo o simplemente son incapaces de hacerlo y perjudican al equipo, impidiéndole lograr los objetivos que se proponen. La Revista Forbes hizo una guía que te ayudará a superar estos impasses y lograr un buen trabajo en equipo.

Pasa tiempo con tus compañeros

No es necesario pasar cada tarde en el hapy hour pero si de que aproveches otros momentos del día para tener ocasiones informales en las que compartir con ellos. Tomarse un café juntos a media mañana o almorzar todos en el mismo espacio es una forma de establecer vínculos positivos.

Comparte el éxito

Si han obtenido buenos resultados, no trates de apuntarte todo el mérito, incluso si sientes que te lo mereces de sobra. Esfuérzate por hacer sentir a todos que el triunfo es común y que valoras el aporte de cada uno, por pequeño que sea.

Responde a los email siempre, rápido y completamente

No prestar atención a los mensajes te hará ver como desinteresado y hará que finalmente el resto opte por ignorar tu opinión cuando se tomen decisiones de equipo. Contesta lo más rápido que puedas, aunque sea para decir que más tarde darás un respuesta completa, aunque no abuses de las excusas.

No estés pendiente del teléfono en las reuniones

Trata de dejar de lado el smartphone al comenzar una reunión, porque una de las cosas que más molesta a la gente es que no estén pendientes de lo que hablan. Si estás esperando una llamada o un mensaje importante, entonces comunícalo al comienzo de la cita para que a nadie le extrañe ni se moleste porque le eches un vistazo de vez en cunado.

No seas negativo

Aunque no seas negativo naturalmente, siempre hay algunos días en que despertarás “de malas”.  Trata de liberarte de tus malas vibras ya que se la transmitirás a tu equipo. Intenta aportar buenas sugerencias y comentarios, y si simplemente un día no puedes, mejor guarda silencio y evita posibles resentimientos.

Sé sincero (pero di las cosas con tacto)

No hablar las cosas puede dar lugar a malos entendidos, pero decirla de forma muy brusca, también. Trata de buscar un punto de equilibrio. Lo importante es que si algo te molesta o no te gusta, debes decirlo, pero exponiendo tus razones y eligiendo bien las palabras que usas.

Aprende los nombres de tus compañeros

A nadie le gusta que una persona deliberadamente te ignore. Preocúpate de memorizar rápido los nombres de tus compañeros y otros datos que te permitan ser más gentil con ellos.

Ayuda todo lo que puedas

No se trata de que hagas el trabajo de todos, pero sí de entregar un espíritu de compañerismo. Frases como “eso no me toca a mí” no incentivan el sentimiento de colaboración que cualquier equipo necesita. Si alguien no ha hecho su trabajo por cualquier tipo de razón, tendrá tarde o temprano que asumir las consecuencias.

Asume responsabilidades

Nadie es perfecto, así que tienes que asumir que puedes equivocarte o que lo que es de tu gusto no siempre lo es del resto. Aunque debes permanecer orgulloso de lo que haces, eso no significa que no tengas que ceder y permitir que lo demás intervengan y modifiquen cosas que has hecho. Al fin al cabo, el trabajo en equipo es responsabilidad de todos. Si alguien más se equivoca, lo mismo se aplica y las culpas son de todos.

Se tolerante

No creas que lo sabes todo. Puede que tengas razón y tu compañero no, pero considera que lo que él dice es posible. Confiar tanto en nuestra propia perspectiva nos lleva a no ver otras realidades. Amplía tu horizonte, ten en cuenta las opiniones de los demás y no trates de imponer tus ideas. Si estás seguro de algo, argumenta tu postura y calmadamente.

Fuente: Forbes