Cómo hablar de tus empleos anteriores en una entrevista de trabajo

Imagen cortesía de http://isagencyireland.com

Imagen cortesía de http://isagencyireland.com

Las entrevistas de trabajo suelen ser un lugar ejemplar para que los nervios se asienten.  Los candidatos se juegan un nuevo empleo y, para ello, deben saber defenderse  y salir airosos ante las preguntas de los reclutadores.

Hablar de la experiencia profesional no es difícil si sabes cómo hacerlo. Recuerda un simple consejo: estás contando tu vida y nadie mejor que tú se conoce a sí mismo. En Trabajemos.cl te presentamos algunos consejos que te ayudarán a contar tu experiencia en trabajos anteriores.    1

  • Empieza por una breve descripción de tus puestos

En toda entrevista de trabajo el candidato debe saber cómo diferenciarse del resto. El individuo deberá destacar sus logros profesionales con el objetivo de “llamar la atención” del reclutador. Para para marcar el punto de diferencia conviene hacer un breve repaso” por tus trabajos anteriores.

En este sentido, hay que poner el acento en aquellos trabajos que mejores experiencias te han dejado. Posteriormente será el entrevistador el que decida de qué trabajo quiere tener más información.

  1. Controla tu currículum.

 Uno de los fallos más habituales de los candidatos no son los nervios sino una falta de preparación de la entrevista. Es por esto,  que es recomendable controlar bien tu currículum, recuerda no dudar en las fechas.

Asimismo, te recomendamos una preparación mínima de al menos una hora el día anterior a la entrevista.

  1. Gestiona referencias laborales.

En Internet es un espacio ideal para obtener estos comentarios positivos. Si, por ejemplo, tus anteriores compañeros o jefes valoraron positivamente tus aptitudes en LinkedIn ya es una buena muestra de tu desempeño.

Más allá del mundo 2.0, una opción en el cara a cara es llevar a la entrevista algún número de teléfono o nombre de anteriores jefes para facilitar al reclutador ponerse en contacto con él en caso de querer referencias

  1. ¿Problemas con tus ex-jefes?

Regla de oro de toda entrevista de trabajo: no mentir nunca. Si te preguntan tu relación con los jefes anteriores y tuviste algún problema debes decir la verdad, no se trata de criticar, sino más bien de explicar las diferencias. Estás en el derecho de contar por qué tuviste una mala experiencia pasada con tu jefe y qué aprendiste de eso.

  1. Si te han despedido, di la verdad

El despido no es el fin del mundo y no tiene por qué significar algo negativo en tu currículum. En ocasiones, los despidos tienen que ver con razones que van más allá del empleado: cambio organizativo, expiración de contratos, falta de presupuesto en la empresa o incluso el cierre de la compañía.

En cualquier caso es fundamental no perder la calma y contar bien el motivo del despido. Si por algún fallo, tú fuiste el causante, también puedes explicar el contexto que te llevó a errar y cómo lo evitarás en futuros puestos.

  1. Si estás trabajando explica por qué quieres un cambio

Las empresas están acostumbradas a entrevistar candidatos que ya están trabajando en otras compañías. Si te preguntan por qué buscas empleo, cuando ya tienes trabajo debes “mostrar todas tus cartas”. Puedes comentar que crees llegaste al nivel máximo en tu empresa, que mantienes una relación complicada con tu jefe, que crees que no tienes posibilidades de ascender entre otros.

Fuente: lainformación.com