¿Cómo es realmente trabajar en McDonald’s?

Imagen cortesía de http://www.theclinic.cl/

Imagen cortesía de http://www.theclinic.cl/

En 1955 abrió el primer restaurante de la franquicia McDonald’s en Estados Unidos. Ahora es la mayor cadena de comida rápida del mundo y emplea a 1,9 millones de personas. Y la palabra “McJob” (McEmpleo) se convirtió en un término cargado de burla.

Pero, ¿cómo es realmente trabajar allí?

Es justo decir que en los 60 años que pasaron desde que abrió la primera franquicia de McDonald’s, el retrato de sus lugares de trabajo no ha sido siempre positivo. En la actualidad, las personas que trabajan en estos establecimientos se refieren a su situación laboral diciendo “Tengo un Mc Job”

El diccionario de inglés de Oxford define el término, utilizado por primera vez en 1986 por el sociólogo Amitai Etzioni en el diario Washington Post, como “trabajo poco estimulante y mal pagado, con pocas perspectivas y creado especialmente durante la expansión del sector servicios”.

Además, la palabra fue popularizada en 1991 por la novela de Douglas Coupland “Generación X”, cuando se convirtió en sinónimo de trabajo mediocre que ocupa la gente joven, pero McDonald’s insiste en que ofrece más que eso.

Apoyada por algunos diputados británicos y líderes del mundo de los negocios, la compañía instó al diccionario de Oxford a cambiar su definición, incorporando de algún modo la información de que un McJob “enseña responsabilidad”.

En su lugar, la empresa apuesta por el término “McProspects” (perspectivas u oportunidades en inglés), una expresión que no ha llegado a hacerse de uso común en el léxico popular.En McDonald’s se refieren al personal como “tripulación”, una voz militar para realizar a un equipo bajo presión.

¿El personal como “tripulación”?

Imagen cortesía de www.blogempleo.com

Imagen cortesía de www.blogempleo.com

Los empleados que trabajan en los mostradores y en las cocinas de McDonald’s son llamados “tripulantes”, una palabra con aire militar utilizada para enfatizar la necesidad de trabajar en equipo bajo presión. Igual que los generales de EE.UU., son condecorados con hasta cuatro estrellas en función de las habilidades que vayan adquiriendo en relación con la higiene o la preparación de alimentos.

Sarah, una extra bajadora de la famosa franquicia señaló que “Siempre prensé que todo ese asunto de la ‘tripulación’ era una ‘americanada’ aburrida”. Por otra parte, enfatizó que “McDonald’s fue probablemente una de los trabajos más divertidos que hice nunca. Un montón de gente de la universidad, yo diría que alrededor del 50%, se encontraban en la misma posición que yo. Nadie se lo tomó muy en serio”.

Grandes conflictos laborales

Las franquicias soportan la presión de mantener unos márgenes de beneficios altos. Su supervivencia depende de ello.

Una reciente disputa sobre salarios en EE.UU. se centró en la cuestión de quién estaba realmente a cargo de la política de empleo. Los denunciantes argumentaron que McDonald’s estaba forzando a sus franquiciados a reducir costes y mantener los salarios bajos, y que debían ser considerados “trabajadores adjuntos” más que como empresarios con autonomía.

La Junta Nacional de Relaciones del Trabajo de Estados Unidos falló a favor de estas acusaciones. Todo esto dio más munición a los críticos de la multinacional, quienes sostienen que sólo proporciona bajos salarios y trabajos sin futuro, en lugar de carreras con futuro.

El debate también llegó a Corea del Sur, donde en febrero se produjeron protestas contra la “cultura de la explotación” que supone la acumulación de personal a tiempo parcial. En dichas protestas, se llegaron a asaltar varias sucursales de la firma en Seúl.

Varios trabajadores estadounidenses presentaron así mismo quejas sobre la seguridad en las cocinas. Con motivo del 60 aniversario de la empresa, trabajadores de restaurantes franquiciados están planeando una jornada de protesta. El motivo es que, aseguran, mientras que los restaurantes propiedad de McDonald’s subieron el salario de sus trabajadores en un dólar la hora, sus franquicias no lo hicieron.

El Grupo de la Resistencia Trabajadores de McDonald’s describe trabajar para la compañía como una experiencia “degradante y deshumanizante” y acusa a la empresa de programar su trabajo de una forma totalmente robótica.

Para aquellos que quieran una carrera en lugar de un empleo a corto plazo, la empresa erigió la Universidad de la Hamburgesa en Illinois en 1961, donde ofrece cursos de “hamburguesología” para preparar a su personal en la gestión de restaurantes.

En esa línea, abrió ocho centros de entrenamiento similares en el mundo. Y en Inglaterra y Gales, desde 2009, McDonalds puso en funcionamiento un programa que da la oportunidad de realizar pasantías de hostelería a sus trabajadores jóvenes.

Richard Cope, consultor del grupo de investigación de mercados Mintel aseguró que “Son bastante buenos en educar a sus empleados. No es fácil ver otras empresas que lleven esta cuestión hasta ese punto”

Caída de ventas

Imagen cortesía de www.blogdeempleo.com

Imagen cortesía de www.blogdeempleo.com

En enero, McDonald’s informó que tuvo una caída mundial del 15% en sus ventas anuales en el mundo y describió la situación como “un desafío”. “Como empresa de servicios de alimentos, sabemos que nuestros empleados y sus habilidades son de vital importancia para nuestro éxito comercial y el de nuestra gente. También para asegurarnos que nuestros clientes tienen una grata experiencia con nosotros”, insistió una portavoz de McDonald’s.

Si quieres contar tu experiencia atrévete en www.confesioneslaborales.cl, el único sitio donde puedes desahogarte sin censura.

Fuente: BBC Mundo