Claves para potenciar tus capacidades de liderazgo

Imagen cortesía de miprimertrabajo.wordpress.com

Imagen cortesía de miprimertrabajo.wordpress.com

El desarrollo del liderazgo es una de las razones clave por la que los actuales ejecutivos solicitan servicios de coaching. Estos no dejan de ser consejos laborales provenientes de expertos para que se apliquen en su día a día y obtener mejores resultados.

Otra de las razones por la que acuden a estas clases es para aprender a desarrollar su sentido de la presencia, ya que una buena presencia es sinónimo de respeto y éxito. Estas dos claves han sido el objeto de estudio por parte de “Coach Source”, empresa que provee a empresarios de consejos laborales y servicios.

Según esta compañía, un líder tiene que irradiar confianza y ser capaz de llevar a los demás compañeros juntos hacia un propósito común. Algunos llaman a esta “presencia ejecutiva”, pero bien podría definirse como “presencia de liderazgo” porque la presencia no es algo que usted usa de forma material, es algo que define su capacidad para dirigir a otros, algo intangible.

Brian Underhill , doctor quien junto a Kimcee McAnally, director de la investigación, reunieron las respuestas de 600 profesionales que trabajan en el entrenamiento de estas habilidades.

Según la encuesta,  el 57 % de las organizaciones que contratan entrenadores de coaching, y casi el 40 % de los entrenadores de la misma materia creen que obtener una buena presencia es el gran propósito para un empresario -el otro es el desarrollo del liderazgo-.

Underhill afirma que “las organizaciones actuales tienen la necesidad de afianzar jefes con actitudes de rapidez y que sepan desarrollar grandes funciones a nivel internacional”. Asimismo, sentencia: “La presencia es un atributo esencial para un líder. Especialmente para uno que se mueve por niveles altos de su compañía”.

El estudio arrojó que los atributos de dignidad y respeto por uno mismo y hacia los demás son las características que irradian una sensación de control grupal.  Así, la “presencia ejecutiva” se define en la encuesta como “una combinación de apariencia, influencia, confianza, seriedad e incluso de decisión”. Y esta se ganaría a través de la propia competencia, la credibilidad y la confianza. Underhill resalta que “conocemos la presencia y sus capacidades cuando la vemos en persona”.

Pero atención, no debemos confundir el carisma con la presencia: el carisma es eso que alguien que entra a una habitación consigue cuando todos lo miran. Es un halo que se irradia, que es bueno tenerlo pero no necesario. Sin embargo la presencia sí es necesaria en nuestro puesto de trabajo.

Algo que debemos entrenar. Entre los consejos para un buen entreno de nuestra “presencia” se encuentran:

1-            Invita a tus compañeros a compartir ideas productivas

2-           Colaborar en las prácticas menos valoradas de la empresa

3-          Crear un futuro en el que los individuos y los equipos se benefician por parte de un líder digno de seguir.

Un líder fuerte y seguro hará que la gente quiera entrar en su compañía para compartir sus pasiones e ideas.

Fuente: Revista Forbes