Cómo justificas un trabajo vergonzoso en tu currículum

bedtimephonecall-978742

Un año entero atendiendo llamadas en un teléfono erótico no es probablemente la actividad de la que te sientas más orgulloso cuando, tras muchos meses de búsqueda, te pongas frente a un entrevistador que te pregunte por tu experiencia laboral.

Ante un trabajo que objetivamente sea vergonzoso –o que a ti te lo parezca– cabe hablar de él abiertamente en tu currículo o durante una entrevista, pero también es posible que te plantees esconderlo y no mencionarlo.

Esto último resulta cada vez más complicado, sobre todo en un entorno laboral en el que las redes sociales son una ventana indiscreta que complica la justificación de un paréntesis laboral, de una actividad de la que puedas sentir vergüenza o de un trabajo que esté por debajo de tus capacidades reales. Eso a pesar de que hoy resulta positivo (e incluso bien visto a los ojos de los posibles empleadores) el no sonrojarse al reconocer que se está en un periodo de cambio entre dos trabajos. Y esto puede significar dedicarse a una actividad menor, desagradable o por debajo de tus posibilidades y expectativas.

Siempre hay algo positivo en una experiencia laboral frustrante

Quizá por necesidad, por engaño por parte del reclutador o porque sea una equivocación lamentable por tu parte, has tenido que pasar por la experiencia laboral de un trabajo que te avergüenza o que te ha resultado odioso. Son ocupaciones que no proporcionan apenas estímulos profesionales, que resultan desagradables y que difícilmente podrás justificar como experiencia.

– Una mala etapa de la que resulta muy difícil estar orgulloso puede suponer sin embargo una oportunidad para revisar nuestras creencias y asunciones, y para dar un salto cualitativo en el conocimiento de uno mismo. Puede sorprendernos con indicadores que nos enseñan mucho sobre nosotros mismos, acerca de nuestras aptitudes y habilidades.

Fuente: Expansión