Errores del lenguaje corporal que pueden costarte caro en una entrevista de trabajo

3590263531

Las expresiones faciales, la postura y los gestos, entre otras características físicas pueden revelar mucho más que las palabras; para el observador atento develan nuestros pensamientos, intenciones y sentimientos. Sabemos muy bien cuando alguien se siente mal físicamente, porque adopta una postura encorvada y cambian sus gestos faciales.

Según la compañía CareerBuilder, abocada a la búsqueda de empleos vía digital, el lenguaje corporal es extremadamente importante e ‘indica el nivel de profesionalismo del candidato y si éste encaja para el trabajo’, es más, dentro de los cinco minutos de la entrevista, el empleador ya es capaz de decir si el candidato encaja para el puesto. Para el minuto quince de la entrevista, el empleador ya está noventa por ciento seguro de su opinión sobre el candidato. CareerBuilding concluyó un estudio sobre lenguaje corporal y trabajo, usando información generada en más de dos mil entrevistas de trabajo, para llegar a lo siguiente:

Existen diez errores muy frecuentes a la hora de la entrevista, y no tienen que ver con palabras ni razonamientos, son errores silenciosos, errores del cuerpo humano.

Ésta la lista:

1. No hacer contacto visual

Dicen que los ojos no mienten: una persona que no tiene la capacidad de mirar a los ojos a otra aparece como alguien sospechoso, en el que no se puede confiar.

2. No sonreir

La sonrisa también es un espejo del alma, evoca relajación, confianza en sí, optimismo y buena disposición. Aunque cuidado, también puede evocar poca seriedad, cinismo y sarcasmo, así que sonrisa con moderación.

3. Estar jugando con algún objeto a lo largo de la entrevista

Estar ocupado en algo más sugiere poca concentración en la entrevista, además de que interfiere con el contacto visual.

4. Tener mala postura

Una mala colocación corporal, como estar encorvado o semi-acostado en la silla puede sugerir desinterés, aburrimiento, poca confianza en sí y poca disciplina.

5. Moverse constantemente al estar sentado

Estar en constante movimiento denota hiperactividad, mente disipada y poca concentración.

6. Cruzar los brazos sobre el pecho

Es una posición que podría denotar un comportamiento defensivo, dominante y agresivo. Como los intimidantes guardias de seguridad a la entrada del antro.

7. Tocarse el cabello o la cara repetidamente

Son movimientos que pueden ser involuntarios y que denotan nerviosismo, además de que generan desconcentración.

8. Saludar de mano con debilidad

Un saludo débil denota eso mismo: debilidad, poca convicción, inseguridad.

9. Saludar de mano con excesiva fuerza

Un saludo tan fuerte que resulta doloroso puede percibirse como agresivo, invasivo y dominante.

10. Gesticular excesivamente

Abusar de los gestos con las manos y los brazos genera distracción.

1227755255

Probablemente todos hemos cometido al menos siete de los diez errores capitales en alguna entrevista. Así que, en lugar de concentrarnos en lo malo, busquemos enfocarnos en los numerosos tips que los empleadores nos ofrecen para tener éxito en la tan temida entrevista:

Práctica: es verdad, la práctica hace al maestro. Tendremos que pasar por varias entrevistas para poder aprender a manejarnos en tal situación de estrés. Pero si anticipamos las cosas y preparamos un discurso organizado, podremos dominar el estrés como el surfer las olas.
Video: la mejor manera para entender qué estamos haciendo mal o en qué momento trastabillamos, es tomándonos un video y analizarlo a detalle. Gracias a él descubriremos nuestros puntos débiles y los podremos convertir en puntos fuertes. Veámoslo como un tipo de ‘selfie laboral’ con un buen propósito.
Discurso relámpago: la mejor manera de convencer que somos el candidato perfecto, es tener un corto discurso bien justificado, que representa la mejor respuesta a la típica pregunta ‘cuéntame acerca de ti’.
Infórmate, infórmate: así como es clave conocer las noticias de nuestro día a día, es importantísimo averiguar la visión y la misión de la compañía de tu interés, con el fin de justificar porque te interesa, qué puedes aportar y como encajas en ella. El hecho de que demuestres conocimiento en este ámbito habla de que eres una persona informada y responsable y que realmente te interesa incorporarte. Es como llegar a la escuela habiendo hecho la tarea.
Inhala y exhala: cuando estamos estresados dejamos de respirar, nuestro cuerpo se tensa y la energía no fluye como debiera. El cuerpo necesita calma para que el cerebro se oxigene y trabaje al cien.