¿Puede un algoritmo decidir tu futuro laboral?

coding-keyboard

Algunas emrpesas ya utilizan algoritmos para contratar a sus trabajadores, un proceso que deja de lado aspectos como la ética o la motivación.

Imagina que al llegar a una entrevista de trabajo, un sistema inteligente o un algoritmo se encarga de decidir si vas a ser el candidato ideal. Parece cosa del futuro, pero ya está pasando. Las compañías buscan que la automatización tienda a igualar las capacidades de quienes se enfrentan a una selección de personal. Un algoritmo elige el destino de los aspirantes a firmas estadounidenses como Gild, Entelo, Textio, Doxa o GapJumpers.

Estas máquinas trabajan con un software especializado al que se le han instalado unos parámetros de selección y unas palabras clave, que facilita la tarea del reclutador. Pero puede que este sistema provoque más disgustos que alegrías. “A día de hoy, se estima que un 75% de los candidatos a empleos cualificados son desestimados por dichos programas”, asegura Aziz Zaghnane, director de márketing de Lee Hecht Harrison. Este rechazo se debe a que las máquinas obvian aquellos aspectos que hacen referencia a lo emocional. Zaghnane recuerda que el factor humano es el que se pierde a la hora de contratar.

Máquinas que escogen al mejor candidato

Ventajas

  1. Ahorran tiempo en almacenamiento y en trámites administrativos.
  2. Transparencia en los criterios de selección.
  3. Facilidad para integrar los datos con otros sistemas, formando un gran repositorio.
  4. Parámetros de reclutamiento homogéneos.
  5. Eliminan los favoritismos y la discriminación de la selección de personal.

Inconvenientes

  1. Pérdida del factor humano, de la información emocional.
  2. No leen PDF, vídeos, ni gráficos.
  3. Tienen un alto coste inicial.
  4. Son difíciles de manejar y son necesarios nuevos profesionales con capacidades técnicas.