10 tips para conseguir trabajo en poco tiempo

10 claves para conseguir trabajo en pocos meses

BuscoTrabajoMás de alguna vez en la vida hemos experimentado estar cesante y los miedos que surgen luego de meses de búsqueda y la nula oferta puestos de trabajo. Los bajos sueldos, la actual demanda, la falta de experiencia o la sobre calificación son algunos de los problemas que debemos enfrentar en el proceso y que nos pueden dejar fuera de las selecciones de personal. Sin embargo, nada es imposible, solo tienes que tener paciencia, tener una buena conexión a internet y las ganas de encontrar un buen empleo.

Te cuento mi caso:

Yo me titulé de periodista en mayo de 2015 y la única experiencia que tenía eran mis practicas profesionales y dos meses en una mala productora de televisión (de la que me salí por un mal ambiente laboral). Eso, sumado a una mala situación laboral a nivel país y a mi falta de “pituto” o contactos en algún canal de televisión o medio, significaba solo esperar a que el portal de trabajo en el que estaba inscrita recibiera “algún día” mi CV. La situación no pintaba para bueno. Todas las ofertas laborales exigían un mínimo de 1 año de experiencia laboral (siendo que la mía no superaba los 8 meses), sueldos por debajo del promedio, horarios esclavizantes, y más y más experiencia. Pero eso no me desanimó y entonces fue que se me ocurrió la siguiente estrategia:

1. AGOTAR LOS MEDIOS 

Sí, aunque suene desesperado, me creé cuentas laborales en TODOS los portales de trabajo, ahí pude darme cuenta de que no todas las ofertas son las mismas, por lo que puedes encontrar hasta el doble de posibilidades laborales. Cuando digo TODAS son TODAS, no tres o dos. Para esto, realiza una búsqueda exhaustiva de portales de trabajo y créeme que podrás tardar días, pero valdrá la pena.

2. USAR LAS REDES

Muchos portales recomiendan juntarse con los amigos a tomarse un cafesito, pero en mi caso ni siquiera tenía muchos amigos para hacer eso y tampoco tenía el dinero para organizar juntas sociales. Así que potencié mi perfil de Linkedin, agregando todos mis cursos, especializaciones y experiencia laboral. Comencé a hacer comentarios y publicaciones en mi muro con la idea de que la gente comentara y las recomendara. De esa forma, de un día para otro mis solicitudes aumentaron y empecé a conocer empresas de mi rubro a través de las publicaciones de mis contactos, donde más alguna oferta laboral apareció. Así también me uní a todos los grupos en redes sociales donde publicaban ofertas laborales, ya sea Twitter, Facebook o Instagram, vale la pena revisarlas todos los días.

3. PIERDE LA VERGUENZA 

No tengas miedo de pedir de ayuda y el qué dirán no tiene que importarte. En mi caso, me daba vergüenza decirle a la gente que estaba cesante pero tienes que pensar que es un proceso normal y que a cualquiera le puede suceder. Después de que enterré a mi yo vergonzosa, comencé a mandarles mensajes a mis antiguos profesores contándoles mi situación y enviándoles mi CV para que me recomendaran. Luego, me enteré de que muchos compañeros lo habían hecho y ya estaban trabajando con ellos, por lo que esto SÍ funciona.

4. TEN PACIENCIA

Paciencia, paciencia, paciencia, es todo lo que te puedo decir. No dejes que la ansiedad y el miedo al fracaso te pase por encima, ya que lo único que lograrás es no seguir en tu búsqueda. La frustración aquí es nuestro peor enemigo. Procura leer una novela, jugar videojuegos, ver películas o en definitiva distraerte para no pensar todo el tiempo en tu falta de laburo.

5. POSTULA A TODO Y TODOS LOS DÍAS 

Cuando digo a todo, me refiero a que debes hacer el ejercicio de revisar todos los días los portales en los cuales te inscribiste y por lo menos postular a unas 5 ofertas por día. Pero OJO, postula a todo aquello que se relacione con lo que estudiaste, no vas a postular a un trabajo de Ingeniero si estudiaste Tecnología médica.

Y lo más importante, no importa si piden muchos años de experiencia, postula igual, si te llaman es por qué algo interesante vieron en tu CV.

6. VE A TODAS LAS ENTREVISTAS

Si la entrevista es a las 7 de la mañana a una hora y media de distancia, no importa, ve igual. Aunque no quedes en los procesos de selección, eso te servirá para conocer como son los distintos tipos de entrevistas y test psicológicos, lo que te permitirá preparar un mejor discurso para exponer tus habilidades frente a un reclutador.

7. NO MIENTAS 

No digas que manejas Photoshop o algún programa que jamás entendiste en tus días de universitario, puesto que generalmente cuando preguntan si manejas alguna herramienta en específico, es porque realmente las vas a tener que ocupar y no tendrás tiempo de aprender en tu nuevo trabajo. Esto también se aplica a las entrevistas psicológicas. Por más que quieras quedar en un trabajo no digas algo que no eres, ya que los psicólogos están entrenados para percibir las mentiras o la falta de consistencia en los relatos. (Pueden oler el miedo…)

8. NO SEAS TAN SINCERO 

Está bien que digas si tienes algún problema médico,o las cosas que te asustan de un nuevo trabajo, pero jamás comentes tus defectos que puedan dejarte fuera del proceso. Como por ejemplo: Que te molestas con facilidad o que no sabes trabajar en grupo. O tampoco cuentes de aquella vez en que te agarraste a piñas con un compañero porque no terminaste tu parte del trabajo.

9. SIEMPRE SÉ UN APORTE

Piensa en que todos buscan un trabajador proactivo, es decir, que pueda proponer estrategias de crecimiento del negocio sin que se lo estén preguntando. O que pueda realizar un mejor trabajo al usar su creatividad y conocimientos extras. Esto te dará un plus por sobre aquellos que solo buscan trabajar para recibir un sueldo a fin de mes.

10. UN CV DISTINTO PARA CADA ENTREVISTA

Procura generar un nuevo CV para cada entrevista a la que vas a postular, considerando que cada trabajo necesita algo diferente de ti. Esto no quiere decir que mientas, sino que destaca esas habilidades específicas que la oferta laboral requiere.

Cuéntanos si alguno de estos pasos te resulto efectivo.