6 consejos para evitar llegar atrasado

” Llego en 5 minutos”, ” Ya voy, es que se atrasó el metro”, ” Voy un poco tarde, pero un poquito no más, es que mi perro se perdió y lo tuve que buscar”. Si alguna vez has inventado una de estas excusas, entonces déjame informarte que eres como la mayoría de los chilenos, es decir, llegas siempre atrasado y eres foco de burlas y quejas por parte de tu pareja, jefe o amigos. Y es que impuntualidad es casi una enfermedad, un problema crónico asociado a los chilenos y a casi toda la población latinoamericana que no solo afecta nuestras relaciones, también genera un alto impacto en la producción del país. Según un estudio del Instituto Libertad la impuntualidad promedio de los chilenos tiene un costo anual que fluctúa entre los US$287 y US$615 millones, con un impacto de 0,11% y 0,24% del PIB del país.

Es por eso que hoy te queremos ayudar a mejorar y a que te conviertas en una nueva persona. Más responsable y más y más puntual.

tarde

Sigue estos fáciles consejos y pruébales a todos que puedes cambiar…

1. ¡No inventes!: Si te demoras en llegar 40 minutos al trabajo pero solo cuando todo funciona mágicamente bien, entonces sal 55 minutos antes. No inventes excusas para quedarte 10 minutos más durmiendo si esos 10 minutos son vitales para tu rutina previo al trabajo o a la cita a la que debes llegar temprano.

2. Cronométrate: Toma el tiempo de cuánto te demora ducharte, tomar desayuno, vestirte, secarte el pelo o maquillarte, así te levantarás a tiempo y sabrás apurarte cuando una tarea ya te ha tomado demasiado tiempo.

3. Planifica todo anteriormente: Si tienes que llevar el computador, tu cargador, y una bufanda para el frio, no lo hagas al día siguiente. Deja las cosas listas el día anterior, así no pierdes el tiempo.

4. Siempre piensa en que el bus puede chocar: Aunque suene trágico, siempre piensa en que algo puede ocurrir en tu camino hacia el trabajo, sal con tiempo de sobra para que si esto sucede no seas víctima de la ley Murphy.

5. No te quedes pegado en las sabanas: Apenas suena el despertador levántate, pon tu celular en la cara así tu cerebro despertará y sabrá que es de día. Prende las luces, pone música o acompáñate por la televisión para que seas testigo de cómo va pasando el tiempo.

6. Dile que no a tu ángel malo y duerme: Si justo prendiste la TV y estaban dando el último capitulo de tu serie favorita, pero ya te quedan 7 horas para dormir, entonces agarra una cinta adhesiva imaginaria y pónsela a ese ángel malo que te dice que te quedes despierto por las próximas dos horas.