¿Por qué no me gusta la reforma laboral?

El otro día vimos las 8 claves para entender la reforma laboral. Sin embargo, se me olvidó mencionar que, en lo personal, a mí no me gusta cómo va encaminada esta reforma, pero ¿por qué?

El desempleo en Chile, en comparación con otros Portada-Ministra-anuncia-Pago-Anual-Subsidio-Empleo-Joven-y-Empleo-Mujer-24.8.2015-660x250países, está bien, pero el pleno empleo que existía hace unos años ya no existe. Solo en entre los meses de mayo a julio de este año aumentó a 6,6%, una cifra alta para lo que estamos acostumbrados y esta reforma solo busca beneficiar a los conglomerados que tienen muchos trabajadores, que poseen síndicato y que obviamente están trabajando.

¿Y los que no tienen trabajo hace años? ¿O los que tienen sueldos bajos y no tiene cómo negociar con su empleador?

Esta reforma no propone herramientas de mejora para aquellos que están cesantes, tampoco pretender regular los sueldos en algunas profesiones, o frenar la cesantía de aquellos estudiantes egresados que no pueden encontrar trabajo porque su campo está saturado. Tampoco se preocupa de las extensas horas que debemos pasar en nuestro trabajo, a veces sin hacer nada, sin tener tiempo para ir al médico, para preocuparnos por nuestras familias e hijos. Como tampoco dice nada de aquellos empleados que nunca han tenido un contrato fijo, sino que deben pasar su tiempo laboral siendo contratados y despedidos para no pagarles años de ejercicio.

Una buena reforma laboral, debería proponer medidas creativas para paliar el desempleo, mejorar los sueldos y las condiciones de todos los trabajadores, incluso de aquellos que no tienen un empleador fijo, como los Freelance, que tienen que confiar en que su empleador le va a pagar realmente su trabajo a fin de mes. Digo esto porque somos varios los profesionales que hemos trabajado boleteando o por concepto de honorarios, y tenemos que cruzar los dedos para que la productora, medio o lo que sea,  esté comandada por una persona justa que no se va a arrancar a fin de mes del país con tu plata. Frente a eso los trabajadores freelance, no tienen muchos resguardos.

Tampoco plantea medidas en que los trabajadores puedan ver asegurados sus puestos de trabajo, ya que no se refiere a la falta de regulación en la sub contratación de servicios y trabajadores que tienen que trabajar por temporadas.

En definitiva, la reforma solo se refiere a aquellos trabajadores que viven movilizados todo el año, y que buscan que este tipo de acciones, que ocurre en las grandes empresas que mueven al país, no afecten la economía con su falta de producción.