Vehículos inteligentes, la nueva apuesta de Google y Apple

Los sistemas CarPlay y Android Auto comenzarían a masificarse a partir del próximo año, ya que unos 40 o 50 modelos tendrían incorporada la posibilidad de conectarse con una o ambas plataformas.file_20150903134343 file_20150903134148

Vía Emol
LOS ANGELES.- Jugar a ser un DJ a través de comandos de voz será más simple para los estadounidenses durante el próximo semestre, ya que algunos de los automóviles más vendidos serán actualizados con software que integra funcionalidades de los teléfonos inteligentes al tablero del vehículo.

En plena presentación de los modelos para el 2016, CarPlay de Apple y Android Auto de Google transformarán vehículos más económicos como el Chevy Spark en verdaderos “asistentes de cuatro ruedas”, que puedan dar direcciones de restaurantes cercanos o presentar los más recientes hits musicales con una simple orden de voz.

La agencia Associated Press recientemente probó los dos sistemas en el Honda Accord 2016. Tal como los teléfonos, las tecnologías de los automóviles asistidas por voz no siempre funcionan como planeado, provocando algunas acciones no deseadas o siendo incapaces de abrir una aplicación. Sin embargo, ambos sistemas parecen convenientes e increíblemente intuitivos.

Tanto CarPlay como Android Auto la darán a los conductores más tiempo para mantener su vista sobre el camino, comparado con los sistemas de voz propios que traen algunos fabricantes de vehículos, que requieren de múltiples pasos y de estar mirando menús de pantalla. Aún así, como sucede con cualquier sistema que requiere de la acción del conductor, existe preocupación por las posibles distracciones.

“Cualquier cosa que desvíe tu atención de la tarea de conducir es algo en lo que no queremos involucrarnos”, dijo Kathy Lane, vocera del National Safety Council, una organización sin fines de lucro creada por el Congreso para promover la seguridad en las calles. Tampoco ningún sistema ha sido probado aún por el Insurance Institute for Highway Safety, según el vocero Russ Rader. Este ente estudia los factores humanos y mecánicos para intentar reducir el número de accidentes de tránsito.

Los consumidores quieren ocupar cada vez más sus teléfonos inteligentes mientras manejan, pero sin contravenir las leyes. Durante los últimos años, los conductores han podido hablar por sus teléfonos y escuchar a través del sistema de sonido del auto, utilizando el estándar inalámbrico Bluetooth. Sin embargo, hacerlo requiere alguna acción en el teléfono, como presionar un botón para contestar un llamado.

Tanto CarPlay como Android Auto permiten que los comandos de voz se activen al presionar un botón en el manubrio. Los teléfonos necesitan estar conectados a un puerto USB, donde el teléfono, además de recibir carga, potencia las opciones de entretenimiento a bordo. Se puede acceder a mapas, buzón de voz, contactos y aplicaciones de música usando una pantalla táctil en el tablero del automóvil, sin necesidad de tomar el teléfono.

Una diferencia es que Apple reserva los comandos de voz sólo para las aplicaciones propias (teléfono, mapas, mensajes de texto y Apple Music). Esto significa que la posibilidad de pedirle al asistente digital de voz Siri que encuentre “la mejor canción del 2011” sólo funcionará si se está pagando el plan de 10 dólares de Apple Music.

Android Auto es menos restrictivo y permite usar aplicaciones como Spotify con sólo especificarle con un comando de voz que “toque Aerosmith en Spotify”, por ejemplo, o configurando que Spotify sea la aplicación musical por defecto.

El 2016 Honda Accord EX con cambios manuales, es el de menor costo en que Honda ofrece soporte para CarPlay y Android Auto, con un costo de 25.480 dólares En el caso de Volkswagen, el Jetta 1.4T cuesta 17.680 dólares en Estados Unidos y también permitirá cualquiera de los dos sistemas, pagando 995 dólares adicionales por el “upgrade” tecnológico que incluye una pantalla más grande y cámara trasera.

General Motors ofrecerá soporte para ambos como equipamiento estándar para vehículos de menor costo como el Spark -cuya versión 2015 se vende en 12.170 dólares-, el Chevrolet Cruze, Malibu y las camionetas Silverado. El director de marketing de Chevrolet dice que la decisión es “revolucionaria” y estima que pueda así aumentar su participación en el mercado.

“CarPlay y Android Auto están a punto de llegar al público general”, dijo Karl Brauer, analista senior de Kelly Blue Book. “Estamos hablando de unos 40 o 50 modelos que lo tendrán incorporado dentro de los próximos 12 meses o menos, lo que es cerca del 20% del mercado total de automóviles”, añadió.

Colin Bird, analista de IHS, predice que los fabricantes de Estados Unidos y Canadá venderán unos 497 mil autos con CarPlay, Android Auto o ambos sistemas este año. Este número debería elevarse a 5 millones para el 2018 y cerca de 10 millones el 2020.

Una demostración de CarPlay de Apple en un vehículo Honda.
Foto: AP
Una vista del tablero de un auto Honda con Android Auto instalado.

LOS ANGELES.- Jugar a ser un DJ a través de comandos de voz será más simple para los estadounidenses durante el próximo semestre, ya que algunos de los automóviles más vendidos serán actualizados con software que integra funcionalidades de los teléfonos inteligentes al tablero del vehículo.

En plena presentación de los modelos para el 2016, CarPlay de Apple y Android Auto de Google transformarán vehículos más económicos como el Chevy Spark en verdaderos “asistentes de cuatro ruedas”, que puedan dar direcciones de restaurantes cercanos o presentar los más recientes hits musicales con una simple orden de voz.

La agencia Associated Press recientemente probó los dos sistemas en el Honda Accord 2016. Tal como los teléfonos, las tecnologías de los automóviles asistidas por voz no siempre funcionan como planeado, provocando algunas acciones no deseadas o siendo incapaces de abrir una aplicación. Sin embargo, ambos sistemas parecen convenientes e increíblemente intuitivos.

Tanto CarPlay como Android Auto la darán a los conductores más tiempo para mantener su vista sobre el camino, comparado con los sistemas de voz propios que traen algunos fabricantes de vehículos, que requieren de múltiples pasos y de estar mirando menús de pantalla. Aún así, como sucede con cualquier sistema que requiere de la acción del conductor, existe preocupación por las posibles distracciones.

“Cualquier cosa que desvíe tu atención de la tarea de conducir es algo en lo que no queremos involucrarnos”, dijo Kathy Lane, vocera del National Safety Council, una organización sin fines de lucro creada por el Congreso para promover la seguridad en las calles. Tampoco ningún sistema ha sido probado aún por el Insurance Institute for Highway Safety, según el vocero Russ Rader. Este ente estudia los factores humanos y mecánicos para intentar reducir el número de accidentes de tránsito.

Los consumidores quieren ocupar cada vez más sus teléfonos inteligentes mientras manejan, pero sin contravenir las leyes. Durante los últimos años, los conductores han podido hablar por sus teléfonos y escuchar a través del sistema de sonido del auto, utilizando el estándar inalámbrico Bluetooth. Sin embargo, hacerlo requiere alguna acción en el teléfono, como presionar un botón para contestar un llamado.

Tanto CarPlay como Android Auto permiten que los comandos de voz se activen al presionar un botón en el manubrio. Los teléfonos necesitan estar conectados a un puerto USB, donde el teléfono, además de recibir carga, potencia las opciones de entretenimiento a bordo. Se puede acceder a mapas, buzón de voz, contactos y aplicaciones de música usando una pantalla táctil en el tablero del automóvil, sin necesidad de tomar el teléfono.

Una diferencia es que Apple reserva los comandos de voz sólo para las aplicaciones propias (teléfono, mapas, mensajes de texto y Apple Music). Esto significa que la posibilidad de pedirle al asistente digital de voz Siri que encuentre “la mejor canción del 2011” sólo funcionará si se está pagando el plan de 10 dólares de Apple Music.

Android Auto es menos restrictivo y permite usar aplicaciones como Spotify con sólo especificarle con un comando de voz que “toque Aerosmith en Spotify”, por ejemplo, o configurando que Spotify sea la aplicación musical por defecto.

El 2016 Honda Accord EX con cambios manuales, es el de menor costo en que Honda ofrece soporte para CarPlay y Android Auto, con un costo de 25.480 dólares En el caso de Volkswagen, el Jetta 1.4T cuesta 17.680 dólares en Estados Unidos y también permitirá cualquiera de los dos sistemas, pagando 995 dólares adicionales por el “upgrade” tecnológico que incluye una pantalla más grande y cámara trasera.

General Motors ofrecerá soporte para ambos como equipamiento estándar para vehículos de menor costo como el Spark -cuya versión 2015 se vende en 12.170 dólares-, el Chevrolet Cruze, Malibu y las camionetas Silverado. El director de marketing de Chevrolet dice que la decisión es “revolucionaria” y estima que pueda así aumentar su participación en el mercado.

“CarPlay y Android Auto están a punto de llegar al público general”, dijo Karl Brauer, analista senior de Kelly Blue Book. “Estamos hablando de unos 40 o 50 modelos que lo tendrán incorporado dentro de los próximos 12 meses o menos, lo que es cerca del 20% del mercado total de automóviles”, añadió.

Colin Bird, analista de IHS, predice que los fabricantes de Estados Unidos y Canadá venderán unos 497 mil autos con CarPlay, Android Auto o ambos sistemas este año. Este número debería elevarse a 5 millones para el 2018 y cerca de 10 millones el 2020.

Vía Emol

LOS ANGELES.- Jugar a ser un DJ a través de comandos de voz será más simple para los estadounidenses durante el próximo semestre, ya que algunos de los automóviles más vendidos serán actualizados con software que integra funcionalidades de los teléfonos inteligentes al tablero del vehículo.

En plena presentación de los modelos para el 2016, CarPlay de Apple y Android Auto de Google transformarán vehículos más económicos como el Chevy Spark en verdaderos “asistentes de cuatro ruedas”, que puedan dar direcciones de restaurantes cercanos o presentar los más recientes hits musicales con una simple orden de voz.

La agencia Associated Press recientemente probó los dos sistemas en el Honda Accord 2016. Tal como los teléfonos, las tecnologías de los automóviles asistidas por voz no siempre funcionan como planeado, provocando algunas acciones no deseadas o siendo incapaces de abrir una aplicación. Sin embargo, ambos sistemas parecen convenientes e increíblemente intuitivos.

Tanto CarPlay como Android Auto la darán a los conductores más tiempo para mantener su vista sobre el camino, comparado con los sistemas de voz propios que traen algunos fabricantes de vehículos, que requieren de múltiples pasos y de estar mirando menús de pantalla. Aún así, como sucede con cualquier sistema que requiere de la acción del conductor, existe preocupación por las posibles distracciones.

“Cualquier cosa que desvíe tu atención de la tarea de conducir es algo en lo que no queremos involucrarnos”, dijo Kathy Lane, vocera del National Safety Council, una organización sin fines de lucro creada por el Congreso para promover la seguridad en las calles. Tampoco ningún sistema ha sido probado aún por el Insurance Institute for Highway Safety, según el vocero Russ Rader. Este ente estudia los factores humanos y mecánicos para intentar reducir el número de accidentes de tránsito.

Los consumidores quieren ocupar cada vez más sus teléfonos inteligentes mientras manejan, pero sin contravenir las leyes. Durante los últimos años, los conductores han podido hablar por sus teléfonos y escuchar a través del sistema de sonido del auto, utilizando el estándar inalámbrico Bluetooth. Sin embargo, hacerlo requiere alguna acción en el teléfono, como presionar un botón para contestar un llamado.

Tanto CarPlay como Android Auto permiten que los comandos de voz se activen al presionar un botón en el manubrio. Los teléfonos necesitan estar conectados a un puerto USB, donde el teléfono, además de recibir carga, potencia las opciones de entretenimiento a bordo. Se puede acceder a mapas, buzón de voz, contactos y aplicaciones de música usando una pantalla táctil en el tablero del automóvil, sin necesidad de tomar el teléfono.

Una diferencia es que Apple reserva los comandos de voz sólo para las aplicaciones propias (teléfono, mapas, mensajes de texto y Apple Music). Esto significa que la posibilidad de pedirle al asistente digital de voz Siri que encuentre “la mejor canción del 2011” sólo funcionará si se está pagando el plan de 10 dólares de Apple Music.

Android Auto es menos restrictivo y permite usar aplicaciones como Spotify con sólo especificarle con un comando de voz que “toque Aerosmith en Spotify”, por ejemplo, o configurando que Spotify sea la aplicación musical por defecto.

El 2016 Honda Accord EX con cambios manuales, es el de menor costo en que Honda ofrece soporte para CarPlay y Android Auto, con un costo de 25.480 dólares En el caso de Volkswagen, el Jetta 1.4T cuesta 17.680 dólares en Estados Unidos y también permitirá cualquiera de los dos sistemas, pagando 995 dólares adicionales por el “upgrade” tecnológico que incluye una pantalla más grande y cámara trasera.

General Motors ofrecerá soporte para ambos como equipamiento estándar para vehículos de menor costo como el Spark -cuya versión 2015 se vende en 12.170 dólares-, el Chevrolet Cruze, Malibu y las camionetas Silverado. El director de marketing de Chevrolet dice que la decisión es “revolucionaria” y estima que pueda así aumentar su participación en el mercado.

“CarPlay y Android Auto están a punto de llegar al público general”, dijo Karl Brauer, analista senior de Kelly Blue Book. “Estamos hablando de unos 40 o 50 modelos que lo tendrán incorporado dentro de los próximos 12 meses o menos, lo que es cerca del 20% del mercado total de automóviles”, añadió.

Colin Bird, analista de IHS, predice que los fabricantes de Estados Unidos y Canadá venderán unos 497 mil autos con CarPlay, Android Auto o ambos sistemas este año. Este número debería elevarse a 5 millones para el 2018 y cerca de 10 millones el 2020.