6 tips para no quedarse obsoleto en el trabajo

 

Los que nacimos con la internet a la orden del día, sabemos lo que se siente cuando un artefacto se queda obsoleto, que las actualizaciones que bajábamos sagradamente todos los meses ya no lleguen y que poco a poco, los programas que antes corrían a la velocidad de la luz, ahora se queden estancados en nuestra pantalla. Nosotros no somos la excepción y solemos quedarnos obsoletos. 

Y es que la desactualización ocurre en varios ámbitos de la vida y a los seres humanos también nos ocurre, como por ejemplo cuando sale a la venta una nueva consola de videojuegos y no tenemos idea de cómo operarla, o como cuándo nos enteramos de  que nuestro sobrino de 5 años se comunica mediante video-llamadas con sus padres mientras ellos no están y nosotros seguimos utilizando sms. Pero la más terrorífica, ocurre en nuestro lugar de trabajo, cuando observamos que los mismos profesionales que años antes sabían menos o lo mismo que tú, ahora manejanabuelos-que-no-logran-entender-la-tecnologia herramientas complejas. Algo que te llevó años en aprender en la práctica y que ellos manejan a la perfección, o que integran otros conocimientos que los hacen más completos, innovadores y por lo tanto más apetecidos por el mercado laboral.

Es por eso que hoy te decimos cómo puedes mantenerte actualizado y no morir en el intento:

  1. Especialízate: Si eres bueno en tu trabajo, potencia aquellas habilidades que te puedan dar un ventaja competitiva por sobre otro empleado. Con la poca oferta laboral que existe, la capacitación en un sector en específico es bien apreciada en las compañías que buscan crecer en un aspecto determinado.
  2. Mantente social: ¿Te acuerdas de aquel mechón del que te hiciste amigo en el último de universidad? Pues, no lo olvides, ya que él te puede mantener actualizado sobre las nuevas materias que están enseñando hoy en día. También puedes revisar las mallas y requerimientos de la carreras que son similares a lo que estudiaste y hacer pequeños cursos o capacitaciones en esas materias.
  3.  Búsqueda en línea: Hoy en día existen un sinfín de universidades, institutos y academias que imparten cursos en línea, lo que antes era por correspondencia, hoy te llega a tu bandeja de email, sin la necesidad de moverte de tu asiento. Recuerda que hoy en día todo está online, no necesitas sacrificar tiempo ni trabajo para poder mantenerte al día.
  4. Revisa las ofertas laborales: Aunque estés trabajando, haz el esfuerzo de revisar los portales laborales y leer los requerimientos actuales para los cargos en los que te puedes desempeñar. Así puedes saber si no has quedado obsoleto frente a las exigencias de las empresas.
  5. Consume tecnología: Cada día más las compañías están implementando plataformas sociales o laborales que permiten agilizar los procesos y mantener a los empleados trabajando en sincronía. Es por eso que tienes que “estar a la moda”, en lo que a redes y herramientas digitales nos referimos, para que no tengan que explicarte mil veces lo que los demás ya conocen.
  6. Crea e innova: No necesariamente debes estudiar para mantenerte actualizado, solo basta con detectar necesidades de tu compañía y tratar de mejorarlas con tus conocimientos. Esto puede hacer que abras puertas a nuevos negocios y te tengan bien considerado en el trabajo.