Cómo demostrar ser un líder en una entrevista de trabajo

Cuando vemos avisos de trabajos y ofertas laborales, siempre agregan una breve descripción de lo que se espera de la personalidad de la persona que ocupará el cargo.

La mayoría de las veces buscan proactividad, creatividad y liderazgo para manejar grupos de personas. Sin embargo, cuando llega el momento de la entrevista, las palabras: Soy un buen líder o puedo convertirme fácilmente en líder, no son más que frases vacías que buscan sorprender al reclutador sin demostración alguna.

Chess_king_and_pawnsSi el reclutador es experimentado podrá fácilmente identificar, si lo que estás diciendo es verdad o lo estás inventando para quedarte con el cargo, ya que los relatos falsos carecen de detalles, de hechos aislados y cambian fácilmente de dirección y de argumentos.

¿Pero cómo poder demostrar, mediante las palabras, que puedes ser un buen líder, además de un buen elemento para la empresa?

Te lo explico, a continuación:

  1. Relata tus logros: Si quieres demostrar tu capacidad de liderazgo, cuenta los logros y resultados que obtuvo la empresa o un grupo a cargo gracias a tu gestión. Ahonda en detalles pequeños, como qué rol jugabas dentro del grupo, cómo pasaste a ser líder, qué tareas les encomendaste a los demás, cómo reaccionó el grupo o tu jefe.
  2. Demuestra equidad: Relata cómo te sientes con respecto a la igualdad entre funcionarios, jefes, hombres y mujeres, y cómo enfrentarías problemas de desigualdad laboral.
  3. Sé proactivo: Antes de acudir a la entrevista, haz un posible repaso de las falencias de la empresa y en qué se podría mejorar. Esto hará que el reclutador sepa que tienes buenas y frescas ideas para mejorar el negocio.
  4. Habla de oportunidades: Cuenta como te sientes con respecto a las oportunidades que debería tener un grupo de trabajo. Si deberían enfocarse a un mercado nuevo, si necesitan mayor libertad de acción, más oganizaión, etc. 02-leadership
  5. Escucha: Cuando el reclutador esté hab lando, no pienses en cómo te quedó la corbata o si los zapatos te están haciendo doler los pies. Escucha atentamente lo que te está diciendo y responde sin titubear. Un buen líder se muestra seguro.
  6. Transmite seguridad: No te cruces de brazos, ni de piernas, expláyate sin exagerar los relatos y las risas nerviosas. Siéntate erguido y conversa con naturalidad.
  7. Cuenta detalles: Recuerda que los relatos verídicos tienen detalles insignificantes, que no siempre aportan a la historia pero sí al contexto y a la veracidad de la misma.  Cada vez que des un ejemplo, cuéntalo con detalles…