10 cosas que todo empleado feliz necesita

El clima laboral de una institución, es igual de importante que la productividad de la misma, por eso es importante entender el éxito de la empresa como un resultado alcanzado en conjunto con los trabajadores, sostenedores, inversionistas, entre otros. Los que hacen de la empresa, una gran maquinaria que depende del correcto funcionamiento de todos.happy-workers-thinkstock-100533366-primary.idge

Sin embargo, que todos los engranajes funcionen a la perfección no ocurre por si solo, ya que todas las partes deben entenderse en una relación de colaboración mutua para que los efectos del trabajo sean positivos.

Esta relación no tiene que ser 100% material ni en búsqueda de beneficios inmediatos, sino que también se puede dar en pequeños detalles que los trabajadores valorarán incluso más que un aumento. 

Como los que te presentamos a continuación:

  1. Un espacio para tomarse un “break”: Habilitar una cafetera gratuita, o un espendio de jugos y bebidas en un espacio donde los trabajadores se puedan reunir, ayudará a que estos se relajen, recuperen energías y puedan continuar trabajando cuando se sientan muy estresados.
  2. Comida: Tener a disposición de los empleados un casino donde puedan comer sin la necesidad de salir, hacer filas y tener largas esperas, es un tremendo beneficio que muchos agradecerán; sobre todo si es gratuito. Con lo que se reducirá la pérdida de tiempo y dinero que antes se percibía.
  3. Comodidad: Si tenemos a los trabajadores en sillas inadecuadas para su columna vertebral, podemos causarles graves problemas físicos que influirán en su predisposición al trabajo y en su rendimiento.
  4. Un espacio físico atractivo: Las oficinas deben funcionar igual que nuestros hogares, es decir, tenemos que sentir ganas de estar en un lugar por su atractivo físico. No es necesario que contrates a un diseñador de ambientes, pero sí añadir colores vivos y vibrantes al espacio, para que los trabajadores mejoren su creatividad y se sientan con más ánimos para desarrollar sus funciones.
  5. Tener actividades “extraprogramáticas”: Al menos una vez al mes, los trabajadores deberían poder trabajar afuera, o tener jornadas de relajación fuera de la oficina donde se puedan compartir puntos de vista con respecto a la situación de la empresa, aclarar preocupaciones de los trabajadores, y lograr afiatar las relaciones laborales.
  6. Herramientas de trabajo estables: Si trabajan con softwares y herramientas digitales, éstas deben estar actualizadas y funcionar correctamente, puesto que no hay nada más estresante que querer trabajar y no poder hacerlo por problemas ajenos a tu control, lo que genera frustración y una baja en la productividad en general.
  7. Redes Sociales: Evitar que tu equipo de trabajo abra el facebook o responda sus mensajes de whatsapp puede ser lapidario para la imagen y percepción de los trabajadores sobre tu empresa. Hoy en día las redes forman parte de la vida de las personas, sobre todo la de los más jóvenes. Puedes usar esto a tu favor a impulsar a tus colaboradores a publicar estados positivos sobre su situación laboral.
  8. Flexibilidad horaria: Aunque lo quisiéramos, nuestro trabajo no comprende toda nuestra vida y somos muchos los que debemos realizar trámites, ir al médico y programar citas a ciertas horas que topan con nuestro horario laboral. Es por esto que es importante que los trabajadores puedan trabajar pero no dejar de lado su vida, su salud y su bienestar por no poder salir de la oficina.
  9. Preocupación: No solo basta con celebrar los cumpleaños, sino que también estar consciente de los estados de salud de los colaboradores y propiciar un ambiente donde se estimule la alimentación sana, la actividad física, y la no sobrecarga de trabajo.
  10. Poder dar ideas y aportar: Sobre todo si es una empresa grande, es imposible hablar con todos los trabajadores todos los días y escuchar sus ideas. Es por eso que puedes organizar concursos o instancias donde ellos puedan compartir sus proyectos para la empresa, ideas de mejoramiento y así mantener un ambiente de colaboración donde todos se sientan escuchados.