4 frases que tu jefe amará escuchar

Manejar a personas o ser jefe un grupo de trabajo no siempre es fácil, requiere tener habilidades específicas como la comunicación, la responsabilidad y la empatía para comprender a sus subordinados, sin embargo los empleados también podemos aportar. 

Pero esto no quiere decir que los están más abajo en la cadena de mando no tengan responsabilidades en la relación jefe-empleado, ya que uno como subordinado siempre quiere el jefe lo considere como un buen elemento dentro del equipo de trabajo.

Si construyes una buena relación con tu jefe, a él le será más fácil adentrarse en tus problemas, las tareas que se te dificultan y te tendrá en consideración para un próximo aumento o ascenso que se presente. llevarse-con-jefe

Así que hoy te comparto 4 frases que tu jefe amará que le digas:

  1. “Jefe, aquí hay una posible solución”:

Los jefes, regularmente, tienen que lidiar con miles problemas, ya que ellos son la cara visible de los descontentos de los empleados, los problemas con algunos clientes importantes y deben encontrar constantemente posible soluciones. Es por eso que tu jefe amará si en vez de un problema, le das una posible solución a los conflictos y desafíos que se presenten.

2. “Jefe, le tengo una idea”:

Debes ser un estudioso de tu compañía y estar empapado de la cultura organizacional que se respira en la empresa para poder comprender todos los desafíos y negocios en los que no está interesada tu empresa pero donde puede sacar muchas ventajas. Intenta convencer a tu jefe con alguna idea potencialmente buena y él te amará de por vida.

3.  “Jefe, déjeme mostrarle”: 

Una imagen vale más que mil palabras, y es que si tu jefe te pide que le expliques algo, intenta demostrar tu punto con ejemplos para que todos comprendan hacia donde está dirigido tu razonamiento. Inventa un prototipo, modelo o proyecto donde la idea se explique por si sola sin necesidad de muchos argumentos.

4. “Me haría bien una capacitación”:descarga

Si hay algo que entiendes del todo o te quieres perfeccionar en algo en específico, podrías comunicarle a tu jefe tus ideas al respecto. Si eres un buen trabajador y creen en tu potencial, entonces tu jefe podría pagarte una capacitación o perfeccionamiento en lo que requieras. Piénsalo como un inversión que a largo plazo rendirá frutos.