Cómo comportarse en las fiestas de fin de año

Vía Biut15161

Experto en protocolo entrega algunos tips para no desentonar en las fiestas de fin de año que organizan habitualmente los lugares de trabajo para despedir el año.

¿Ya recibiste la invitación de la fiesta de fin de año en tu trabajo? Si es así, toma desde ya apunte de los consejos que compartió con nosotras Francisco Sólanich, director de la Escuela de Relaciones Públicas de la Universidad del Pacífico, para no dañar tu imagen o dar una mala impresión entre tus colegas y jefes.

Y es que debemos evitar que la emoción y las ganas de celebrar junto a los compañeros de trabajo, no nos jueguen una mala pasada y nos hagan cometer ciertas salidas de protocolo que puedan dejar una mala impresión.Porque aunque se trata de una fiesta y tenemos la libertad de pasarlo bien, no debemos olvidar que con quienes compartiremos en esta ocasión no son nuestros amigos.

“No se debe olvidar que se está compartiendo con compañeros de trabajo, con superiores, y no con amigos personales. Son cosas muy diferentes”, dice Sólanich y agrega que el error más habitual que se ven en estas celebraciones es el tema del consumo de alcohol y enfatiza en que,“debe ser moderado”.

¿Cómo vestirse?

El especialista explica que este es otro punto importante a considerar a la hora de asistir a un evento organizado por el lugar de trabajo.

“Para los hombres se recomienda ir de traje y corbata. Así se va a la segura. Lo ideal es el uso de colores oscuros, idealmente traje gris marengo o azul, dejando de lado los tonos claros o cafés”, asegura.

En el caso de las mujeres el experto recomienda no ir vestida de la misma forma a la que irían a un matrimonio. “Se deben dejar de lado las gasas, las sedas y escoger otro tipo de telas para los vestidos”, explica.

¿Podemos bailar con el jefe?

Francisco Sólanich asegura que “un error protocolar que se comente mucho es sacar a bailar al jefe. No corresponde por protocolo, pero sí al revés. Es decir, si el jefe o superior toma la iniciativa y saca a bailar a una persona que está a su cargo, no hay problema. Lo ideal es bailar entre pares o con quien se tiene más confianza y cercanía”, finaliza Sólanich.