Estrategias para pasar de practicante a firmar un contrato: Daniela hizo la práctica, se lució y ahora es ejecutiva del Sheraton

Vía Lun

Las posibilidades

Antes que nada, una visión global de la práctica profesional y su influencia en tu vida laboral posterior. Juan Ignacio Silva, executive manager de la consultora laboral PageGroup, calcula que de 10 a 15% de los estudiantes que se queda trabajando donde hizo práctica. “No creo que se supere esa cifra”, dice. ¿Importa mucho dónde optó por hacerla? “Estoy convencido de que lo importante es qué hiciste en la práctica, más que dónde la hiciste”.

Actitudes claves

Nunca está de más mostrar un poco de sentido común en tu estreno profesional. Javier Krasicki, fundador del buscador laboral Tuprimerapega.cl, explica qué valoran más los jefes: “Siempre van a priorizar a los colaboradores que tengan un alto sentido de la responsabilidad y enamoramiento de la empresa, este punto es esencial. También valoran mucho que sean disciplinados: que cumplan los horarios de la jornada laboral, logren los objetivos solicitados y asuman un total compromiso. Es sumamente importante ser productivo y demostrar que uno está a la altura de las circunstancias”.

empleo_gde22012013200729

No pierdas el contacto

El dilema de Daniela Galleguillos se da con frecuencia. Ella estudió Administración de Hoteles y Restaurantes en el Inacap; cuando hace un año hizo su práctica en el hotel Sheraton, aún le quedaba un año para titularse. Le fue tan bien como asistente de la gerencia que le ofrecieron contrato apenas terminó su práctica; ella se moría de ganas de seguir trabajando, pero optó por terminar bien la carrera. ¿Qué hizo entonces? “Siempre me mantuve en contacto con el hotel. Trabajé como recepcionista los domingos de marzo y abril, y después tuve media jornada”. Terminó la universidad y salió con contrato de inmediato. Hoy trabaja como coordinadora de ventas en el hotel.

Pierde el pudor

“Hay muchos practicantes que pasan desapercibidos y nadie se da cuenta de que estuvieron ahí. Hay que tener ganas de que te conozcan y siempre ser súper formal. En un hotel todos los ojos te están mirando y hay gente que siempre se da cuenta cómo estás trabajando. Hay que superar el miedo de hablarle a los cargos altos: yo no tuve ningún pudor en hablarle a nadie; de repente me presentaba ante los jefes y les decía cosas que no esperaban de un practicante. Eso sorprende tanto que me permitió estar hoy acá”, acota Daniela.

Como-conseguir-un-empleo-en-Brasil

¿Cateteo o no?

Si ya te estás yendo en la práctica, de seguro te van a dar las ganas de preguntar “¿me van a contratar?”, “¿hay posibilidades?”. Pero puede ser que catetees tanto que dejes a tus jefes ahogados. Javier Krawicki aconseja que si está genuinamente interesado en lograr un contrato, debes hacerlo saber apenas se abran procesos de reclutamiento: “Es importante contar con la visión de nuestro jefe y también con la del departamento de recursos humanos, para ver la misma película desde dos lados distintos”. ¿Cuántas veces pregunto? Dos veces y no más, aconseja el experto.

Ensayo y error

Aunque Sebastián Paredes es publicista, hoy gestiona la prensa en la agencia de medios MG-Consulting, la misma empresa donde hizo su práctica. ¿Su clave? “No tengo miedo a preguntar ni equivocarme. Aproveché el tiempo de práctica para el ensayo y error; aún me estoy perfeccionando, pero el secreto para continuar en la pega -sobre todo en un mundo tan competitivo como las comunicaciones- es sobresalir con humildad, pero tratar de brillar por las competencias propias sin pasar a llevar al resto. Así es como nosotros les decimos a nuestros clientes que busquen el elemento diferenciado, yo apliqué el mismo principio a mí mismo: encontré mi elemento diferenciador, me destaqué y me quedé”.

File_20111125195625