Supermercados coludidos causan la ira de los twitteros y llaman a "cacerolazo"

Un nuevo caso de colusión afecta a los consumidores de carne de pollo y a los clientes de los supermercados. 

Ya nada parece sorprendernos porque una vez más un caso de colusión afecta a los ciudadanos. Y es que varios supermercados admitieron haber acordado fijar precios de la carne de pollo a través de sus proveedores.

La red de colusión monitoreaba constantemente los datos y se avisaban vía email cuando uno de ellos no estaba cumpliendo su parte del trato. Este comportamiento llevó a que en los años 2008 y 2011 la competencia de este mercado se viera restringida.

Las multas que deberán pagar los supermercados ascienden a los 30 mil UTA (US$ 22,9 millones). Cabe destacar que esta investigación surgió a partir de la ya bullada colusión de los pollos, que acaparó la atención de la opinión pública en el 2015.

Tal indignación ha causado este hecho que en las redes sociales ya se llama a un cacerolazo para este viernes 8 de enero en contra de las redes de corrupción.