¿Cómo funciona el control preventivo de identidad?

La medida que desterró al control por sospecha, busca crear un clima de prevención y disuasión como medida contra la delincuencia.

La moción que fue aprobada por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Baja, se erige como garante de la seguridad ciudadana en una medida por mejorar la lucha contra la delincuencia. Sin embargo, se ha llevado duras criticas por parte de la sociedad que la ha relacionado con la detención por sospecha.

Un carabinero te puede detener solo en los siguientes tres casos:

  1. Si es sorprendido cometiendo un delito “in fraganti” o se tienen sospechas fundadas de que se aprestaba a cometer un delito.
  2. Ha participado de este o se encuentra de alguna forma vinculado al hecho.
  3. Al sentenciado a las penas de presidio, reclusión o prisión que haya quebrantado su condena, y al detenido o preso que se haya fugado.

Pero ¿cómo funciona?

– La identificación se realizará en cualquier lugar en que la persona se encontrare, por medio de documentos de identificación expedidos por la autoridad pública (carnet identidad, carnet de manejar, pasaporte).

– Los funcionarios policiales deberán exhibir su placa e identificarse al momento de realizar el control.file_20120726151500

– El funcionario policial deberá otorgar a la persona las facilidades para identificarse.

– En caso de que la persona no tenga cómo acreditar su identidad, será conducida al recinto policial más cercano, pero no en calidad de detenido. No podrá, por ejemplo, ser esposado ni encerrado en un calabozo.

– En la práctica de la identificación se deberá respetar la igualdad de trato y no discriminaciónarbitraria. Está prohibido el ejercicio del control de identidad cuando se funde en los motivos indicados en el artículo 2 de la Ley 20.609 (Ley Antidiscriminación).

– El proceso de detención en el recinto policial no podrá durar más de cuatro horas, tras lo cual la persona deberá ser liberada, a menos que tenga ordenes de detención pendientes. En eso caso, podrá quedar detenida.

La tasa de casos por cada 100.000 habitantes indica que en el período acumulado de enero a octubre de 2014, la media nacional de delitos fue de 2.441, mientras que en el mismo lapso en el 2015 disminuyó a 2.334. En balance serían 107 casos menos (un 4,4%).

Pese a que Chile es junto a Panamá uno de los países más seguros de la región de América Latina, por delante de Argentina, Brasil o Ecuador los ciudadanos quieren seguir en esa tendencia y erradicar problemas como el narcotráfico, pero no convertirse en una especie de estado policial a costa del menoscabo de sus libertades y derechos.