Cómo superar el síndrome de "odio mi trabajo"

Si pasan los días y cada vez te cuesta más levantarte para ir a trabajar, te sientes deprimido en el traslado a la oficina y  todas tus tareas te parecen aburridas ten mucho cuidado porque estos son algunos de los síntomas del Síndrome de “odio mi trabajo” o Burnout.

Es uno de los estados depresivos más populares del último tiempo y las personas que lo sufren sienten despersonalización, agotamiento emocional y una baja realización personal.

Te dejamos unos tips para superarlo o evitarlo antes de caer en él:

Busca un trabajo adecuado a tus capacidades

650_1200

Si un empleo te exige un nivel muy bajo hará que te sientas desaprovechado y si este tiene un nivel muy alto, a veces puedes creer que su nivel de exigencia te supera. Piensa en lo que realmente te gusta y cuáles son tus capacidades. Recuerda que la seguridad económica no debe costarte tu felicidad.

Ten amigos dentro y fuera de tu trabajo

La-importancia-de-tener-amigos-que-no-son-padres-3

Ten distintos amigos en tu trabajo y otros fuera de este. Así no sentirás que si renuncias perderás el contacto con amistades y que tu vida social se verá afectada. Dicen que en la variedad está el gusto.

 

Come y duerme bien

good-quality-sleep

El dormir y comer bien te ayuda a prevenir el estrés y sus consecuencias. Si estás llegando cansado a tu trabajo es porque estás saliendo demasiado por las noches o no estás descansando lo suficiente, esto influirá en tu rendimiento y tus jefes lo notarán.

¿El estilo de vida de tu trabajo es el que deseas?

burnout

Analiza si el estilo de vida que hace que tengas el trabajo es el que realmente deseas. Si piensas que trabajas demasiadas horas en la oficina, tienes que hacerte unas preguntas para saber si continuar así. ¿Merece realmente la pena? ¿Por cuánto tiempo puedes aguantar esa situación? ¿Estás disfrutando a tu familiar? ¿Eres feliz? Si tienes más de dos respuestas negativas es momento de plantearse un cambio.

Haz ejercicio

no-mas-excusas

El realizar ejercicio será tu defensa contra la irritabilidad. A medida que vas corriendo sentirás como las malas energías se van por cada poro de tu piel y el segregar endorfinas te hará más feliz.

Déjate de excusas

sueño

“Algún día seré mi propio jefe”, “algún día dejaré mi trabajo”, “por cómo está la situación seguir acá es lo mejor”… son algunas frases de los conformistas, personas que fracasan y no se atreven a perseguir sus sueños. Ponte metas para alcanzar tus sueños. ¡El que la sigue la consigue!

 

Información Vía Cosmopolitan