Las 10 preguntas que no debes hacer en una entrevista de trabajo

Vía Universia 

Es un hecho que si consigues sortear con éxito una entrevista de trabajo e impresionar al reclutador, tendrás medio camino allanado en el proceso de selección. Por esto es fundamental que cuides todos y cada uno de los aspectos de este intercambio. Durante el curso de la conversación tu entrevistador disparará todo tipo de preguntas, pero también esperará de ti un ida y vuelta. 

Llegada esta instancia es importante que no te quedes callado, pero debes saber que también hay preguntas que es mejor no formular. A continuación, te presentamos las 7 preguntas que NO debes hacer durante una entrevista de trabajo, publicadas por los portales especializadosForbes y Business Insider.

adictos_tec

¿Qué hace esta empresa?

Error garrafal. Ésto ya deberías saberlo de antemano e incluso haber hecho una pequeña investigación previa para no llegar a la entrevista sin nada para decir o preguntar sobre el trabajo de la empresa.

¿Cuándo podría tomarme vacaciones?

¿Ni siquiera empezó a trabajar y ya está pensando en vacaciones? Esto es lo que pensará el reclutador si formulas esta pregunta. Ya habrá tiempo para hablar de tu tiempo libre. ¡Ten paciencia!

¿Son flexibles los horarios?entrevista

La flexibilidad horaria es una realidad es cada vez más empresas, pero cuidado con tocar este delicado tema de forma prematura.

¿Estuve bien durante la entrevista?

¡No seas ansioso! Ya recibirás tu respuesta cuando tu potencial empleador lo considere pertinente. No intentes forzar ningún proceso.

¿Cuál será mi salario?

Si el tema de las aspiraciones salariales no es iniciativa del entrevistador, deja este tipo de consultas para más tarde. Siempre llega el momento de negociar el dinero, no lo fuerces.

¿Cuánto tardaré en obtener un mejor puesto?

Todos queremos crecer profesionalmente, es normal. Pero antes de pensar en escalar puestos debes pensar en hacer bien tu trabajo con las responsabilidades que se te otorguen.

¿Tendré mi propia oficina? ivq5kfpn

Estas nimiedades no tienen importancia y sólo te harán lucir ambicioso, más en un momento en el que se valora tanto el trabajo colaborativo en el ámbito de los recursos humanos.