Confesión: Mentiroso, mentiroso

11986526_1603125919949189_1765591308897304620_n

El sitio Confesiones laborales cada día está revelando historias, denuncias y anécdotas que día a día viven los ciudadanos de nuestro país: www.Confesioneslaborales.cl 

Confieso que soy estudiante de tecnología médica y ahora en vacaciones entre a trabajar en una empresa maderera (más callampa) por acá en la región en donde se giran a mirar hay un bosque de pinos, si la región del Biobío.

El caso es que una noche como buen universitario me cure raja en un carrete y me quede dormido y llegue un poco tarde a la pega, igual ni tan tarde entraba a las 8 y llegue a las 8:15 (cura’o todavía). Como venía tarde rápidamente me puse mi overol, casco, antiparras y los guantes y derechito así medio a lo Ruperto pase hacia adentro.

Cuando llegue mi colega (un viejito más viejo que la mentira pero muy buena onda), me dijo ‘esa máquina de mierda que pusieron para marcar con el dedo todavía no se como se ocupa’ y yo entre mi dije chucha con el apuro ni marque y fui rápidamente a marcar el inicio del turno. Puse el dedo y aparecía error, lo puse de nuevo y error, como al séptimo error me entró el demonio y le puse un combo y a la pantalla se le quebró la mica (pero igual funcionaba), y sale el guardia y me dice ‘a ver que wea pasa acá’, a lo que yo le digo ‘está wea que no me lee el dedo pu oiga’, y responde muerto de la risa ‘si te sacai el guante yo cacho que te lee la huella po saco e cacha’.

Con la curadera y el apuro, estaba marcando mi huella con los guantes puestos Jajajaja Xd.

Seguí mi jornada laboral pa la cagá con un hachazo que te lo encargo y le dije a mi colega el viejito buena onda,arauco3-300x200 que iba al baño y el me dijo ‘vaya nomas y oiga allá al lado de las cámaras de secado hay un escondite bueno para dormir entremedio de los paquetes’, yo me puse a reír nomas y no fui ni al baño pase derechito al ‘escondite’.

Era un lugar lleno de paquetes de madera apilados al lado de una muralla de malla Rachel (así de callampa es la empresa pero siembran futuro jajaja) y al medio había un paquete que tenía como un sacadito dónde había un colchón de aserrín y un cartonsito encima jajajaja la cama estaba echa de hace rato.

Ya po’h me largo a dormir y como a las dos horas siento unos movimiento bruscos,’chucha está temblando’ dije yo y na’h que ver, era un cargador frontal de esos gigantes que estaba sacando los paquetes y despierto y ya estaba levantando mi cama, pegué un salto y me tiró por un hoyo que había en la gran muralla de malla Rachel y con el susto se me paso la curaera y me fui a la sección de pintura dónde trabajaba.

Ahí el jefe me vio llegar y me dijo ‘que te paso que estay tan blanco’ (obvio si me recagué del susto -anda enfermo el colega- dijo el viejito, claro con el susto, la agitación y todo lo que había tomado invocó un guajardo que cayó en una madera de exportación que iba a Abu Dabi o esos países raros porque la habíamos pintado con esas misma letras de la fatmagül.

El jefe me pesco de un ala y me llevo al IST y pa’ que no me cacharan y como estudio en el área de la salud, les mentí. Les di todos los signos de la apendicitis, onda cojear con la pierna derecha, que me dolía al apretar, que había vomitado cosas así. Cuento corto me derivaron al hospital y me llevo el segurito en la camioneta de la empresa.

En el hospital justo me atiende una amiga que estaba haciendo su práctica de enfermera y me dijo que te pasó y ahí le conté que había llegado cura’o que me puse a dormir que casi me voy pal puerto en un cargador frontal y que ahora tenía apendicitis mentirositis, para que les cuento como nos reímos.Acopio-de-Madera-Aserrable_Forestal-Mininco_JCRECABAL-Ppal-540x350

Ella me dijo ‘no po con la apendicitis no te la van a creer, hagámosla pasar como gastroenteritis’, y me puso suero a la vena pa reponer la caña, después que se fue todo el suero yo le digo ya eso es todo y me dijo espera que te tengo que pinchar, saaaale le digo yo dame una pastilla, y ella respondió ‘señor a los pacientes con gastroenteritis no se les puede dar medicamentos orales porque tienen la mucosa intestinal irritada y pueden vomitar a lo que el medicamento no sería útil’.

La doctora a cargo que estaba limandose las uñas en su escritorio le levantó el dedo pulgar en señal de bien ctm esa es mi enfermera y yo con cara de really? Y me baja los pantalones y me pone la aguja más gruesa que tenía la muy ctm y yo entre mi decía ‘no tomo nunca más por la xuxa’.

Y eso po’ cabros no vayan nunca a trabajar curados cualquier accidente les puede pasar y hay gente esperándolos en casa y por mentirosos les pueden pinchar la raja gratis.

 

Recuerda, si tienes alguna historia que quieres compartir, la puedes subir a  www.Confesioneslaborales.cl