Volver al mundo laboral luego de jubilar es una tendencia que crece en nuestro país y que aumenta a medida que la población chilena envejece. No es la idea, pero muchos de nuestros abuelos, al no tener una pensión que les permita mantenerse deben salir a buscar trabajo en lo que sea. Muchas veces se desempeñan como ayudantes de algún oficio, auxiliares de aseo o continúan desarrollando su carrera profesional prestando servicios externos a las empresas que los vieron retirarse. anselmo_182759

De acuerdo a la encuesta de Caracterización Socioeconómica (Casen), en Chile hay casi tres millones de adultos mayores, de los cuales casi 800 mil están trabajando después de jubilar.

Además, según el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), el 75% de esos adultos mayores labora por razones económicas, y el 15% para mantenerse activos.

Se trata de una fuerza laboral que va creciendo día a día y que cada vez es más valorada por las empresas.