12 Etapas traumáticas para encontrar trabajo que seguramente has vivido

Vía Cosmopolitan  

¿Te has empeñado por conseguir tu ‘dream job’ y no paraste hasta conseguirlo? ¡Te identificarás con estos puntos!las-mujeres-espaolas-tardan-una-media-de-18-meses-en-volver-a-encontrar-trabajo-542-int

1. Encontrar trabajo en Internet

Sabes que está muy lejos de ser el empleo de tus sueños, pero es tiempo completo, el dinero es real y significa que tu mamá va a dejar de molestarte por ver series todo el día.

2. Corrección de Currículum

¿Es realmente importante tu experiencia de cuidar niños en el 2004 para un gran puesto de marketing? Sabes que es un martirio escoger los empleos que valen la pena poner en tu CV.

3. Ese momento en que te das cuenta que no vales nada

Piensas que no has hecho nada con tu vida y no conoces nada de los nuevos programas informáticos, tu única experiencia es la gestión y organización de fiestas.

4. Cuando te das cuenta que eres increíble

Nada como exagerar cada logro que has tenido para subir tu autoestima, de pronto te ves como la mejor opción para ser contratado.

5. El estrés de último minuto por tu ortografía 

¿“Atentamente” o “Saludos cordiales”? Te da un ataque de pánico con el más mínimo detalle, quieres escucharte fresca e ingeniosa al mismo tiempo.

6. La terrible espera

¿Siempre han sido tantos días? 24 hrs de darle ‘refresh’ a tu correo electrónico se hacen eternos. Empiezas a pensar que la verificación de correos enviados y recibidos de tu teléfono dejó de funcionar.

7. La entrevista

¡Por fin contestaron! De pronto te das cuenta de lo mucho que quieres el trabajo y además ellos tienen algo de interés en ti. Te preparas y haces todo lo posible para que la entrevista sea excelente.

8. La preparación

¿Quién inventó la pregunta de debilidades y fortalezas? No le vas a decir al que podría ser tu próximo jefe lo mala que eres con el dinero, que eres emocionalmente insegura y además muy desordenada. Tienes que escoger la habitual salida fácil: “A veces me preocupo demasiado por el trabajo”.

9. La odisea del ‘outfit’

¿Es demasiado un ‘lipstick’ rojo? ¿Falda o pantalón? ¡Debería haber una app para dilemas como éste!

10. La entrevista real

¡Típico! Te preguntaron algo que no sabías la respuesta y usaste palabras que ni siquiera conocías para sonar inteligente. Sabes muy bien que no te quedarás con el empleo.

11. La espera (una vez más).

Mientras repites y repites en tu cabeza la tortura que sufriste en la entrevista de 45 minutos, ellos se tardan una eternidad en buscarte y darte una respuesta.

12. El e-mail de rechazo

“Gracias por nada, sólo perdí tiempo”, es lo único que cruza en tu cabeza. Te das cuenta que ni siquiera querías tanto ese trabajo.