COLUMNA | La nociva incertidumbre

 

Por: Pedro Orueta, Presidente COMPITE.

PedroBN

Es sabido que en Chile más del 90% de las empresas existentes son del segmento Pyme. Organizaciones que representan a más del 60% de la oferta la laboral, son las que impulsan la innovación y son los que lideran el proceso de búsqueda de nuevos negocios en nuestro país.

Sin embargo, y pese a la evidente importancia de este sector, es además el más vulnerable a los cambios en el marco legislativo. El grupo que está constantemente a la deriva de las desiciones que puedan afectar el mercado. La reforma laboral, la reforma tributaria y por estos días con mayor énfasis, la incertidumbre que rodea a la ley de pesca.

Y es que pese al alto precio del dólar, que hoy tiene a los exportadores pensando en un próspero futuro, la industria salmonera enfrenta una nueva crisis que los deja en el limbo. El año recién pasado las exportaciones en la región de los Lagos se contrajo en un 20% llegando apenas a los US$ 4 mil millones muy por debajo de los US$ 5 mil millones del año 2014. Frenazo que se explica por una serie de factores, como la fuerte entrada de Noruega al mercado, la devaluación de las monedas, la aparición de las algas nocivas y adicionalmente la inestabilidad de las legislaciones vigentes.

Es por esto que las políticas públicas deben ir orientadas a proteger a los empresarios PYMES, con una mirada de largo plazo y que esté en linea con el proyecto país que se quiere formar. Y es que clave para alcanzar el tan ansiado desarrollo, es contar con una fuente laboral dinámica, que sea capaz de enfrentar la adversidad, mutar, cambiar y adaptarse a los nuevos tiempos. Pero que sin embargo, necesitan contar con el respaldo de la estabilidad de las políticas públicas.

El llamado debe ser claro y eficiente. Dejemonos de pequeñeces políticas y pensemos en el mediano y largo plazo. Y es que en mi experiencia en COMPITE trabajando codo a codo con las PYMEs, puedo decir que hay que cuidarlas, protegerlas y apoyarlas. Si la Pyme nacional sale a delante, el país estará en un mejor pie para dejar atrás la monodependencia económica que históricamente nos ha limitado.