Entré a última hora a la universidad y me va el descueve

Ayer eran jóvenes indecisos; hoy son profesionales que la rompen en sus pegas. 

Vía Lun

5 testimonios demuestran que tomarse un tiempo para decidir no significa que tu futuro laboral cojee.

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 10.52.16 a.m.

Rodeado de mujeres.

Ignacio Molina, educador diferencial de la UC Silva Enríquez.

“Estuve fuera de Chile durante cuatro años. Regresé con 21 años y mi decisión fue ingresar a una universidad privada. Era el único hombre de una generación de 40 alumnos; es decir, tenía 39 mujeres dispuestas a consentirme, sin mencionar a las profesoras, que también eran todas mujeres. Creo que fui regaloneado durante 5 años como muchos hombres hubieran querido. Egresé con una base sólida y ahora trabajo en la Escuela Mahuida de San Bernardo: es una escuela pública, porque estoy seguro de que los alumnos con más necesidades estudian en ese tipo de establecimientos”.

Pura especialización.

María Paz Martínez, relacionadora pública de la UST.

“Estudiaba en la Universidad del Desarrollo de Concepción: hice un bachillerato para decidirme entre Derecho y Periodismo, y me di cuenta que la opción correcta no era ni una ni otra. Me di un año para pensar a qué me quería dedicar toda mi vida y conocí la carrera por medio de amigos que estudiaban en la Santo Tomás de Santiago. Me trasladé y me matriculé. Cuando me titulé de Relaciones Públicas tenía muy claro que debía especializarme. Comencé trabajando en venta de intangibles, fue lo más rápido y con buenos dividendos. Luego hice consultorías, después me relacioné con temas de emprendimiento e innovación, y desde ahí pasé a la certificación de productos en seguridad industrial. Eso me dio la base para ser hoy encargada de marketing y ventas de una de las cuatro textiles chilenas que aún sobreviven”.

Orientado a lo social.

Christopher Bravo, ingeniera comercial de la Unicit.

“Opté por esta universidad porque tiene una trayectoria social en su enseñanza. Pese que Ingeniería Comercial está más asociada a números, el concepto que hoy llevo en mi ADN dice que para lograr el éxito, como líder de tu equipo de trabajo debes trabajar duro día a día para que cada miembro tenga la oportunidad de lograr su éxito personal. Hoy trabajo como contador y responsable de procesos internos en una inmobiliaria; a nivel social, soy presidente de la ONG Chilenos con Decisión, que tiene presencia en nueve regiones”.Captura de pantalla 2016-03-10 a las 10.52.00 a.m.

De la tele a un MBA.

Shafic Pfeng, licenciado en cine de la U. Arcis.

“Apenas salí del colegio entré a estudiar Derecho, pero mi sueño siempre fue ser guionista. Cuando le dije a mis padres me pusieron una sola condición: estudiar una licenciatura en una universidad, nada de cursos ni diplomados. En ese momento no le encontré sentido, pero tuvieron mucha razón. Gracias a que obtuve una licenciatura en cine pude postular a becas para estudiar un MBA en el extranjero. Apenas egresé, me ofrecieron la producción de locación y transporte de ‘Machuca’; fue lejos la mejor experiencia laboral de mi vida, trabajando con un equipo ultra riguroso y profesional. Después me cambié al guión y trabajé con Julio Rojas en la mayoría de las sitcoms que se hicieron en Chile: ‘Loco por ti’, ‘Los Galindo’ y ‘Casado con hijos’. Hace 4 años me volví a cambiar de bando, esta vez hacia el management. Tuve la suerte de obtener una beca que me llevó a China. Actualmente trabajo en AsiaReps, una empresa experta en gestión de intercambio entre Asia y Latinoamérica”.

Ejercicio libre.

Carlos Durán, abogado de la U. Central.

“Ingresé en 1991 a la facultad de Derecho, año en que comenzó a funcionar el Campus Almagro. Lo que aprendí me ha servido mucho, tanto los conocimientos técnicos como los más humanos. En la facultad siempre encontré un ambiente de mucho estudio y concentración, pero a la vez una vida universitaria activa en un sentido más amplio y universal. Hoy me encuentro abocado al ejercicio libre de la profesión, que es a lo que me he dedicado desde 1998. Soy un abogado litigante, represento a personas ante los tribunales”.