11 Cosas que puedes hacer si te quedas sin trabajo

Además de dormir.

Vía Buzzfeed

1. No entres en pánico y desesperes.

anigif_optimized-32609-1457377777-1

Esta es una situación que pasa más veces de las que quisiéramos. Pero es un momento donde el mayor desafío y a la vez, lo que más peude servirte es mantener la calma.

 

2. Mantén una actitud profesional con tus ex empleadores.

Captura de pantalla 2016-03-11 a las 12.28.00 p.m.

Ya sea que se trate de un despido individual o incluso el cierre de una empresa, siempre es mejor terminar la relación de la forma más profesional posible.
En caso de que tengas que negociar una indemnización, la predisposición va a ser otra si no derrapas y prendes fuego las instalaciones. Por otro lado, el mundo es chico y la gente habla, y en este momento una buena recomendación y una reputación favorable puede ser tu atajo a un nuevo puesto más rápido.

3. Asesórate con un abogado para ver si el fin de la relación es justa.

Los consejos de amigos siempre son bienvenidos, pero en estos casos es importante que puedas asesorarte sobre las leyes laborales que te protejan. Si te corresponde una indemnización o un resarcimiento económico, es mejor que lo vea un buen abogado y puedas defender tu posición bien informado.

4. Organizate económicamente.

Haz una lista de tus gastos fijos por mes, cuáles puedes llegar a recortar sin problemas y cuál es el número mágico que necesitas para vivir y cubrir tus gastos sin endeudarte mes a mes. Además de saber cuánto tiempo tienes para buscar un nuevo trabajo sin hacer cambios extremos de vida (por ejemplo, si alquilas poder seguir haciéndolo sin tener que mudarte), te va a servir para poder buscar una remuneración acorde en base a la realidad actual que tienes.

5. Actualiza tu Curriculum.

11 Cosas que podes hacer si te quedas sin trabajo

Suma todas las experiencias académicas y laborales que hayas incorporado en el último tiempo. Actualiza tu foto, tus referencias y si ya estuviste enviando el mismo modelo sin éxito, reformula cómo das la información. Una segunda mirada de alguien que pueda darte un feedback tampoco está de más.

6. Empieza la búsqueda lo antes posible.

11 Cosas que podes hacer si te quedas sin trabajo

Cuanto antes sientas que estás haciendo algo para revertir tu situación, mayor será la posiblidad de atravesar esta etapa sin tanta ansiedad. Sube tu información en los portales de búsquedas laborales, las bolsas de trabajo en Facebook y si hay algún sector o empresa que te interese pero no tenga búsquedas activas, envía tu CV con una breve presentación mostrando tu interés de sumarte a cualquier posibilidad que tengan en el futuro para que puedas ya quedar en su base de datos.

7. Comenta en tu círculo de gente tu nueva situación.

Comenta en tu círculo de gente tu nueva situación.

No sólo para que puedan contemplar el tipo de planes que hacen con vos (y tal vez, puedan acercarlos a tu presupuesto un poco más), sino también como networking. Pregunta si saben de algún lugar que esté contratando o si pueden mantenerte al tanto de lugares a los cuales puedas acercar tus datos para que te consideren. Muchas veces los trabajos se dan más así que por búsquedas en portales.

8. Mientras esperas, no desesperes.

anigif_optimized-22906-1457379199-5
El tiempo que tarden en llamarte para entrevistas o con potenciales ofertas de trabajo, es tiempo que muchas veces perdemos en martirizarnos con preocupación en vez de invertirlo. ¿Un curso para mejorar alguna habilidad que creas que puede servirte de ventaja en un puesto deseado? ¿Más tiempo de hacer ejercicios, mirar una serie, descansar un poco, darle más atención a algún proyecto abandonado? Este es el momento.

9. Mantén una rutina lo más cercana a la habitual.

anigif_optimized-21451-1457379385-7

Si estás tomando clases, haciendo ejercicio, o cualquier actividad que constituya tu día habitual, no la sueltes sólo porque ahora faltan las horas de oficina. Si el dinero es un problema, temporalmente puedes hacer cursos online, buscar tutoriales, clases y cursos gratuitos en tu barrio, salir a correr en vez de ir al gimnasio pero hagas lo que hagas: hacé algo. Nada es peor para el autoestima que estar sin trabajo y sin nada que hacer.

10. Aprovecha a pensar qué es lo que quieres.

Este es un buen momento para recalcular y hacer una autocrítica: ¿Te gustaba tu trabajo anterior? ¿Qué hubieras preferido hacer o priorizar en cuanto a carrera? ¿Te quedaba muy lejos de casa, y quisieras buscar algo más cerca? Este es un buen momento para replantearte el próximo paso y ver cómo seguir. Cuanto más sepas lo que quieres, más trazado está el camino para conseguirlo.

11. No olvides que esto es una circunstancia.

Es horrible: sí. Parece el fin del mundo: si. ¿Lo es? ¡NO!
Esto le pasa a muchísima gente y no te define ni como persona, ni como profesional, ni como empleado. No te deprimas y usa el tiempo libre como una oportunidad para reorganizarte, descansar un poco y volver a empezar más fuerte que antes.

TODO pasa 🙂