Innovación en un año de contracción: La solución para hacer frente al nuevo panorama chileno

Vía Comunicado de Prensa

A principios de mes, el Ministerio de Hacienda concretó el recorte al presupuesto 2016 en un 1% , marcando con esto las proyecciones de crecimiento esperado para este año. Reducción que se explicó en parte debido a las nuevas proyecciones en el precio del cobre dado a conocer por el Comité Consultivo del Precio de Referencia del Cobre.

Panorama que se ve cruzado por el alto precio del dólar que por estos días bordea los $700, convirtiéndose en el más alto que enfrenta Chile desde el año 2003, cambiando completamente las dinámicas económicas a las que el país se había acostumbrado.

Es por esto que en general, las empresas exportadores quedan hoy en una situación inédita en más de una década. Y es que el alto precio de la divisa norteamericana permitirá a las empresas que comercializan sus productos en el extranjero, mejorar sus niveles de ingreso por concepto de de tipo de cambio. Realidad que según los expertos podría extenderse por al menos un par de años. “Dado que se espera que el precio de los commodities esté bajo por un periodo importante, debido a la desaceleración de China, debemos estimar que el precio del dólar debiera mantenerse alto por ese tiempo”, dice Andrés Alemany Director de COMPITE.

foto_0256020120118130816

Es por esto, que las Pymes exportadoras pueden vivir en este lapso un perdido de bonanza que deben capitalizar de la mejor manera. Según la mirada de Alemany, las empresas deben dar paso a una inversión de los excedentes, pero teniendo en claro que el escenario está supeditado al tipo de cambio, por lo que se debe favorecer una mirada a largo plazo. “Ya que las condiciones son cambiantes, debemos estar preparados para mantenernos en el negocio, hacerlo sustentable en el tiempo. La innovación permanente, en el proceso productivo, en la propuesta de valor, en la logística, en las relaciones humanas, es clave para pasar por períodos de altas y otros de baja, sin poner en riesgo la empresa”, sentencia Alemany.

Y es que la innovación se ha posicionado como la solución que permite a las empresas y en especial a las Pymes, sortear de mejor manera los escenarios complejos que el mercado presenta. ya que permite afrontar los cambios como oportunidades en tiempos donde las demandas del mercado son crecientes y el ingreso de nuevas empresas es altamente dinámico. “Teniendo un conocimiento profundo de sus clientes, los beneficios de la innovación son categóricos en la medida que la empresa es capaz de llegar a soluciones realmente ajustadas a las necesidades de sus clientes o usuarios”, comenta Paula Broitman, experta en innovación y tutora del programa COMPITE Innova.

innovar

Sin embargo, y pese a los grandes beneficios de este procedimiento, los índices de innovación en Chile, están muy por debajo de lo percibido en los países de la OCDE. Deficiencia que según el informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, “CHILE: Prioridades de Políticas para un Crecimiento más Fuerte y EquItatIvo”, se explica en parte debido a la ausencia de algunas características fundamentales, entre las que se incluyen un sólido régimen de control sobre las fusiones y un marco jurídico adecuado para realizar estudios de mercado

Y es que se requieren constantes ajustes para sacar a delante una solución alineada con los clientes. “Podríamos decir que una buena innovación es una solución que deja al cliente satisfecho, pero que la empresa también es capaz de producirlo y lograr un producto o servicio que sea rentable y sostenible en el tiempo”, sentencia Broitman.

Con esto entonces la innovación ofrece una proyección para las empresas y un fuerte impulso para llevar al país hacia el desarrollo. Sin embargo, hoy el 70% de las Pymes decide no iniciar este proceso debido al desconocimiento de cómo llevar este proceso adelante.

diseno

Por esta razón, organizaciones como Chile Global Angels [CGA], ha impulsado la inversión de capitales en nuevos proyectos, con el fin de entregar una solución financiera y favorecer la innovación y desarrollo de nuevos proyectos. “Los inversionistas comparten la visión del emprendimiento como un motor de progreso y un canal que permite introducir la innovación en el mercado y la industria, aumentando la competitividad y acelerando el desarrollo de Chile”, asegura Pilar Stefani, Analista Senior de Inversiones de CGA.

En este sentido, la entidad ofrece invertir en hasta el 30% de la compañía, en proyectos innovadores, escalables a otros mercados, con un equipo multidisciplinario y validados comercialmente, con inversiones que pueden oscilar entre los US$ 150.000 y US$ 600.000 dependiendo de los intereses de cada uno de los inversionistas.

 

Hoy hay metodologías como Design Thinking o Lean Start Up que permiten a las empresas reducir el alto costo y riesgo que antiguamente se asociaba un proyecto de innovación, y que COMPITE ha adaptado a la realidad de las PYMES de nuestro país, es así como hoy están liderando sus nuevos proyectos en base a la observación, el desarrollo de un portafolio de proyectos que dan respuesta a la necesidad identificada y prototipeos rápidos con clientes que permitan refinar permanentemente la mejor solución para sus clientes.