Las consecuencias de hacer una mala selección de personal

Expertos explican. Daño al clima laboral y a la propio crecimiento de la empresa son algunas de las consecuencias.

Vía DiarioPyme

foto_0000000120160412090350

Cuando una empresa u organización anda en la búsqueda de nuevos trabajadores, hay aspectos claves que deben considerar para no cometer un error.

Y es que se debe considerar que no sólo la firma se puede ver perjudicada, si no que también los propios empleados que ya son parte de ella, debido a factores como el clima laboral o la competencia.

“Gran parte de los problemas de productividad, clima laboral y bajos resultados de los equipos u organizaciones, se encuentran en el proceso de reclutamiento y selección de personas”, explica Isaías Sharon, director Ejecutivo de Smart Coach, entidad que y entrega servicios y programas de formación en el área de coaching.

En tanto, Diego Méndez, director Ejecutivo de la empresa de recursos humanos HRTools Chile, añade un error en este proceso puede afectar a tres actores: “En primer lugar, al mercado laboral que ve cómo sus mejores talentos se fugan, en detrimento de la productividad del país y de su dinamismo económico. En segundo lugar, afecta a las empresas que asumen costos indebidos, ya sea por abandono o incorporación innecesaria y que ven mermadas su rendimiento. Finalmente, son también los propios candidatos/as quienes asumen los costos psicosociales y económicos de no lograr un puesto de trabajo, no por la falta de cualificaciones y competencias para el puesto, sino por deficiencias en el proceso que son externas a ellas y sobre las cuales no tienen ningún control”.

¿Y cómo parte todo? Según explica Sharon, estos problemas nacen cuando es realizado “por personas con poca experiencia, desconocimiento real de las funciones del cargo y basándose en herramientas obsoletas”.

Este tipo de errores se observa transversalmente en distinto tipo de empresas y se produce ya sea porque hay escasez de personas con las competencias necesarias para los puestos vacantes o  “por la desalineación de la cultura de la persona con la compañía y el trabajo en general”, detalla el ejecutivo, aunque añade que también sucede porque hay “industrias que se manejan desde una lógica de alta rotación de personas, por lo que elegir bien no es importante, lo único que importa es llenar los puestos vacantes. Obviamente, la alta rotación trae altísimos costos a dichas industrias, pero suelen ser empresas que se enfocan en ganancias y maximización del recurso, y no en la sustentabilidad de éste”, apunta.

A lo anterior, Méndez añade un dato: se estima que cerca del 80% de las causas de una alta rotación de personal en las empresas se relacionan con malas decisiones en el proceso de contratación.

 

Nueva tendencia de reclutamiento

Ambos expertos explican que los principales errores que se cometen en un proceso de reclutamiento de nuevos trabajadores dicen relación con los test sicológicos.

La opinión de una persona respecto de ciertas manchas o el ordenar colores de acuerdo a su preferencia son prácticas que se ha probado que no aportan información relevante para determinar si una persona puede desempeñarse en un contexto laboral específico con éxito”, asegura Diego Méndez.

Igual opinión tiene Isaías Sharon, quien sostiene que este tipo de pruebas “no dan cuenta de la información relevante, es como tomar una decisión de inversión con la información de meteorología.

Pero ¿hay nuevas tendencia en reclutamiento a los cuales deben estar preparados los postulantes? El director de Smart Coach explica que estas nuevas herramientas se relacionan con los test estandarizados internacionalmente, que dan confiabilidad y validez a la información que entregan.

A ello suma otras que miden puntualmente aquellas dimensiones importantes para el cargo que se está buscando, alineando así la necesidad de la búsqueda y entregando los resultados que realmente permiten tomar decisiones mucho más acertadas”, añade.

Respecto de esto último, el director de HRTools Chile, lo nuevo ahora en materia de reclutamiento es usar “pruebas pertinentes al contexto laboral y cuya validez haya sido probada en nuestro contexto”. Junto con eso, el especialista plantea el uso de herramientas tecnológicas como los test virtuales “en plataformas que cuentan con bases de datos de miles de candidatos, que disminuyen los costos del proceso y contribuyen a mejorar los resultados organizacionales son tendencias que se instalan progresivamente en nuestra cultura organizacional”.