Los 3 mejores ejercicios para combatir la depresión y la ansiedad

Vía BíoBío

6396809205_1b575213ce_b-730x350

La ansiedad y la depresión es algo que cada vez se hace más común y bien sabemos que hay múltiples tratamientos y técnicas para tratarlas, sin embargo, la simple actividad física puede ser de mucha ayuda si queremos reducir los síntomas de estos trastornos.

El sitio británico The Huffington Post conversó con el psicólogo clínico Ben Michaelis quien enfatizó en la importancia de mantener el cuerpo saludable para mantener nuestra mente tranquila y libre de complicaciones.

“El cuerpo es la mente y la mente es el cuerpo. Cuando usted toma el cuidado de sí mismo, usted está ayudando a todo el sistema”, dijo el especialista, y para esto recomendó tres actividades en particular que podrían ayudar a aliviar los síntomas de la ansiedad y la depresión.

1. Correr

Correr puede ser una de las actividades más beneficiosas en todo sentido. Ayuda a quemar calorías, reduce los antojos y previene las enfermedades al corazón. Incluso, según una investigación realizada en 2014, corriendo alrededor de cinco minutos diarios, podríamos vivir más tiempo.

En cuanto a los estados de ánimo, correr puede significar un gran beneficio, ya que según Michaelis, corriendo aumentamos los niveles de serotonina, la hormona que nos hace “sentirnos bien”. Además, según explicó el especialista, los movimientos repetitivos tienen un efecto de meditación en el cerebro.

Un estudio publicado en 2009 en el Journal of Psychiatry & Neuroscience determinó que la actividad física funciona como antidepresivos, alivia los trastornos y promueve el crecimiento de nuevas hormonas en el cerebro.

2. Excursión en el bosque

¿Hay algo mejor que realizar actividad física rodeada de un paisaje inspirador?

“La naturaleza tiene un efecto tranquilizante en la mente”, dijo Michaelis “estar rodeado de plantas y árboles puede reducir la ansiedad”, agregó.

Un estudio publicado en 2009 en Environmental Health and Preventive Medicine realizado por investigadores japoneses analizó dos grupos de personas: aquellos que tomaron un paseo por el bosque durante 20 minutos y aquellos que se quedaron en la ciudad. Los investigadores comprobaron que aquellos que se fueron de excursión tenían una menor cantidad de hormonas del estrés.

3. Yoga

Uno de los grandes beneficios del yoga para reducir la ansiedad es ayudarnos en la respiración. “Además de ayudar a fortalece
rnos y estirarnos, en el yoga hay una enorme atención en la respiración lo que ayuda a calmar la mente”, dijo Michaelis.

Para realizar una buena respiración dentro y fuera del yoga, el experto recomienda poner en práctica la técnica 4-7-8 un truco relajante popularizado por Andrew Weil que consiste en tomar aire en 4 segundos, retenerlo durante 7, y espirar el aire durante 8 segundos.

3 alimentos para combatir la ansiedad

Dentro de los alimentos que más contribuyen a disminuir la ansiedad, se encuentran los siguientes recogidos por Huffington Post.

1. Pescado graso
Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio determinó que el omega 3 -presente en pescados grasos- ayuda a reducir en alrededor del 20% la ansiedad.

Martha Belury, una de las autoras de la investigación, dijo que en lugar de alentar al público a comprar suplementos, recomienda a la gente aumentar su omega- 3 a través de la alimentación.

2. Infusión o té de manzanilla

Una investigación publicada en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala que la manzanilla ayuda a mejorar “modestamente” los niveles de ansiedad en pacientes con trastorno de ansiedad generalizada.

3. Huevos

Los huevos tiene una amplia gama de vitaminas del grupo B, las que ayudan al cerebro a operar de manera óptima. De hecho cuando nos faltan nutrientes de este grupo, podemos experimentar confusión, irritabilidad y ansiedad, entre otras cosas.
Otros alimentos de esta gama son la carne de res y cerdo, además de los cítricos. En el caso de los huevos éstos tienen la ventaja adicional de ser una de las fuentes naturales más ricas de choline (colina), una vitamina B esencial para la salud del cerebro.