Cómo sortear con éxito los tres primeros meses en un nuevo trabajo

Pedir feedback del desempeño y demostrar iniciativa son algunas de las claves, según un experto en recursos humanos.

Vía DiarioPyme

foto_0000000120160422102729

Los primeros tres meses en un nuevo trabajo son claves para lograr garantizar la continuidad a mediano y largo plazo en la organización.

En una entrevista laboral generalmente se menciona con palabras lo que uno es y durante este periodo inicial se debe demostrar con hechos eso que dijimos. Es muy importante comenzar con muchas fuerzas y energías, las cuales debemos transmitir a nuestros jefes y compañeros de labores desde el inicio.

En ese sentido, una de las cosas más importantes para tener éxito durante las primeras doce semanas es “ponerse la camiseta”. “Debemos tener un alto sentido de la responsabilidad y enamoramiento de la empresa donde estamos trabajando. Este punto es esencial, ya que sin duda durante nuestro tiempo en la organización es clave demostrar que estamos trabajando en la firma ideal, que el rubro y la empresa en sí misma son ideales, si genuinamente así lo creemos, afirma Horacio Llovet, fundador y director ejecutivo de TuPrimeraPega.cl.

Asimismo, sostiene que “la responsabilidad en este tipo de prácticas es fundamental, ya que nos estarán observando ante todo por nuestras actitudes”.

Por otro lado, la disciplina también es un factor relevante a la hora de ser evaluado en un nuevo puesto. Se debe cumplir con los horarios de la jornada laboral, lograr los objetivos solicitados, respetar las normas de convivencia y asumir un total compromiso. Sin duda, tener una correcta disciplina hará mejor nuestra estadía en la organización y esto generará una excelente imagen por parte de ellos”, subraya el experto.

A su vez, Llovet estima que la proactividad y demostrar que uno está a la altura de la circunstancia también es muy tomado en cuenta y bien considerado por las jefaturas. No se espera que sepamos hacer a la perfección nuestra pega, porque claro está que estamos con poco tiempo en el puesto de trabajo y existe una curva de aprendizaje, capitalización y luego devolución con nuestra impronta y expertise al puesto de trabajo. Sin embargo, está la expectativa que tengamos una actitud 100% proactiva, donde demostremos que nuestra actitud y habilidades blandas marcan la diferencia”, apunta.

Otro punto a considerar es la perseverancia “y buscar constantemente desafíos tiene que ver con siempre desafiar a nuestro jefe a realizar más tareas y labores”, añade Llovet, quien enfatiza que “uno siempre tiene que mostrarse dispuesto”.

Finalmente, pero no por eso menos importante, está el feedback. Solicitar retroalimentación sobre nuestro desempeño a los jefes es clave para ir sabiendo cómo estamos desarrollando nuestra labor y no sorprendernos luego.

En este punto, Llovet explicó que “si bien, en la mayoría de las organizaciones está pautado ir entregando feedback sobre nuestro desempeño, debemos aprovechar al máximo todas los comentarios positivos y áreas de oportunidad que nos indiquen. Este punto es fundamental, ya que sabremos la visión de nuestro jefe sobre nosotros. En caso que este no nos de feedback, es una excelente iniciativa solicitarlo, pues está muy bien visto puertas para adentro. Este punto realmente es importante para aprender y fortalecer nuestras habilidades”.