¿En qué países del mundo se trabajan más horas al año?

LV_20151016_LV_FOTOS_D_54437258176-992x558@LaVanguardia-Web

Gráfico que muestra el promedio de horas trabajadas al año por los trabajadores de los países de la OECD (2000-2014) (Propias)

  • En México es donde más se trabaja (2.237 horas al año); los países donde trabajan menos horas son de los más productivos: Alemania, Holanda, Noruega y Dinamarca
  • España se encuentra por debajo de la media de los países de la OECD

Vía La Vanguardia

México lidera la clasificación mundial de horas anuales trabajadas por trabajador (2.228 horas) según los datos que maneja la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), los más fiables de los que se dispone -aunque no se puedan considerar completamente homogéneos. Por detrás, se sitúan los empleados (incluidos los autónomos) de Costa Rica, Corea del Sur, Grecia y Chile.

Según estas cifras, un trabajador griego trabaja 2.042 horas al año, 671 más que un trabajador alemán. No en vano, Alemania es el país donde menos horas se trabajan (1.371 al año). Justo por delante del país germano, motor económico de Europa, se sitúan Holanda, Noruega y Dinamarca. Todos estos países suelen ocupar los primeros puestos en las clasificaciones relativas a productividad y competitividad de sus empresas. España se encuentra en la parte medio-baja de la tabla, con 1.689 horas trabajadas al año por empleado en 2014. La cifra es inferior a la media de la OCDE (1.770 horas al año).

En este informe, la OECD define el promedio de horas anuales trabajadas como el número total de horas efectivamente trabajadas por año dividido por el número de personas empleadas por año. Las horas trabajadas incluyen las horas regulares de trabajo a tiempo completo, las de los empleados a tiempo parcial y las de los que trabajan durante una parte del año, así como las horas extras (pagadas o no); se excluyen los días festivos, las vacaciones anuales pagadas, los días de baja debido a enfermedad, lesión o la incapacidad temporal, maternidad, paternidad, formación, huelgas o conflictos laborales y otras razones.

La OECD alerta de las consecuencias para la salud que puede ocasiona las largas jornadas de trabajo. Según una reciente investigación publicada en la revista médica The Lance, las personas que trabajan muchas horas tienen más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

Fuente: OECD