En tiempos de crisis sigue estos tips para evitar odiar tu trabajo

Expertos entregan recomendaciones para ser feliz en un empleo al que no se puede renunciar en el corto plazo.

Vía DiarioPyme

foto_0000000320160419125751

Sólo el 30% de los trabajadores chilenos declara ser feliz en el trabajo, según un reciente estudio realizado por Laborum. Sin embargo, en un escenario con la economía creciendo a menos de un 2% se vuelve complejo regodearse y renunciar apostando que un nuevo empleo tocará pronto las puertas.

Entonces, ¿qué pasa si odia su trabajo? “Esto puede manifestarse en constantes licencias médicas, conflictos familiares producto del manejo del estrés y procesos psicosomáticos, los cuales hoy en día son frecuentes tanto en hombres como mujeres”, plantea el Miguel Gatica Chandía, sicólogo y docente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico..

En este contexto, el académico enumera una lista de reglas a seguir en el caso que deteste el trabajo y no haya alternativas de cambio en el corto plazo:

1.-  Asuma que su trabajo es parte de su vida y NO toda su vida.

2.- Incorpore en su trabajo diario “pausas saludables”, es decir alguna actividad que no esté relacionada con su trabajo. Lo ideal es usar una parte de su horario de almuerzo o desayuno, si es que lo tuviera.

3.-   Recuerde que el trabajo es sólo un medio para cumplir objetivos de vida. NO es un fin en sí mismo.

4.-  Hágase consciente de que con su trabajo puede cumplir sus metas. Por lo tanto, piense siempre en los logros planificados.

5.-  Comience a visualizar aspectos positivos de su trabajo. NO todo puede ser tan malo. Siempre hay aspectos positivos que rescatar: “no vea sólo un árbol, sino el bosque”.

6.- Si en su trabajo no se siente comprendido o no tiene amigos, recuerde que éste no necesariamente es un lugar para “hacer amigos”, sino compañeros. Por lo tanto, preocúpese de no concentrar sus redes sociales sólo en el contexto laboral y compartir siempre con otras personas fuera de su trabajo.

7.-  No converse sólo de problemas laborales en su hogar, ni descargue su rabia o frustración.

8.- Para sentirse feliz, no olvide que la felicidad es una actitud que se debe desarrollar y es independiente del ambiente laboral adverso en que usted se encuentra. Si piensa que todo esta malo, será de esa manera.

9.- NO lleve trabajo para su hogar, pues estará trasladando a su contexto familiar su desagrado y frustración.

10.-  NO siempre diga que sí. Posiblemente su trabajo ya no será tan “odiable”, si establece límites razonables y maduros.

11.- Si dispone de tiempo, realice alguna actividad física antes de llegar a su hogar.

12.- Invierta tiempo no sólo en su trabajo, sino en su familia. Comuníquese más y ame más.