Ser generoso: La cualidad que necesitas para ser feliz, según la ciencia

Si bien mucha gente se consuela comprando, comiendo o yendo a una fiesta, la ciencia dice que hay una manera mejor para tener un buen estado de ánimo.

Vía BíoBío

8136107705_4f7ec1db1f_k-e1463854704461-730x350

Un estudio publicado en la revista académica Emotion sugiere que estos últimos son sólo una pequeña ayuda, pues lo que verdaderamente hace un cambio en nuestra felicidad son los actos de generosidad.

Katherine Nelson, experta en psicología de Universidad del Sur de Sewanee (Tennessee, Estados Unidos) y autora del estudio, indicó que ser generoso hace que instantáneamente nos sintamos mejor.

“Me esperaba unos resultados que mostraran que los comportamientos prosociales llevan a la gente a sentir más emociones positivas y, por tanto, a sentirse más realizados. Sin embargo, me sorprendió ver que cuando sólo nos ocupamos de nosotros, no constatamos ninguna mejora de las emociones positivas o negativas, ni plenitud psicológica. Me parece importante, porque a menudo se anima a la gente a darse pequeños caprichos para sentirse mejor, pero nuestros resultados sugieren que lo mejor que podemos hacer es complacer a alguien, expresa.

Para llegar a estas conclusiones, se hizo un experimento con 473 voluntarios, quienes fueron divididos en 4 grupos y se les encargaron diversas tareas durante un mes y medio.

Uno de los equipos debía hacer algo por el mundo como recoger basura; el otro debía hacer por los demás como pagarle el café a un amigo o ayudar a un familiar; el tercero debía hacer algo por sí mismo, dándose lujos o caprichos; y el último no debía cambiar nada en su vida.

Antes y después de la prueba, los voluntarios debían responder un cuestionario que evaluaba su estado psicológico, afectivo y social, según consigna Huffington Post.

Tras analizar los datos, se descubrió que el grupo que hizo algo por los demás o el mundo en general, se sentían más plenos y mostraron una mejora en su estado de ánimo. Mientras, los demás no experimentaron cambios.

“Hacer algo por los demás permite sentir más emociones positivas, como alegría, satisfacción y amor. La gente, al mostrarse atenta con los demás, suele sentirse mejor mentalmente. Por eso cultivamos las relaciones sociales o nos sentimos valorados cuando realizamos una buena acción”, dijo Nelson.

Dacher Keltner, profesor de Psicología de la Universidad de California en Berkeley, asegura que las acciones generosas impulsan la secreción de dopamina, neurotransmisor que provoca euforia en el cerebro, lo que contribuye al bienestar general.

Por lo mismo, para Keltner -quien no participó en la investigación, dice que “este estudio es realmente importante, pues se añade a los que indican que el hecho de concentrarse en el bienestar de los demás mejora nuestro propio estado, al contrario del mito que dice que para llevar una buena vida es necesario centrarse en uno mismo”.