Cinco mentiras piadosas que te pueden ayudar a conseguir trabajo

No estamos a favor de ser deshonestos, pero de seguro estos tips te ayudarán a sentirte más confiado en una entrevista.

Vía El Dínamo

truthlie_800_width_800-574x302

Seguramente te han dicho que no mientas en una entrevista de trabajo, pero para Peter Harris, editor jefe del foro Workopolis, “no es tan así. Ciertas mentiras son bastante útiles para que te contraten. Por supuesto, mentir sobre tus habilidades no es muy recomendable, no tiense sentido que logres un empleo que no sabes cómo desempeñar”.

El experto tampoco recomienda mentir sobre la educación recibida o haber trabajado en lugares donde ni siquiera hemos estado. “Es fácil verificar esta información, y sabrán la verdad tarde o temprano”.

0359a20fc2725f93465b3194b2562ea9

Pero en la vida siempre hay resquicios: exageraciones y mentiras piadosas en tu carta de presentación, currículum vitae o en una entrevista no están tan mal según Harris. Éstas son algunas de ellas:

1) “Sí, solo he trabajado en esos tres lugares”

at-work-cookie-monster

Si has trabajado en alguna parte por periodos muy cortos, o donde las cosas no terminaron bien (te despidieron por tu culpa, o saliste con mala reputación), elimina ese rastro de tu currículum. Éste no tiene por qué ser una lista completa de todas tus labores: es una herramienta de marketing para el trabajo que quieres conseguir. Solo nombra lo relevante y lo positivo.

2) “Todos me caían bien en mi anterior trabajo”

fran-at-work-o (1)

A nadie le cae bien todo el mundo, y es muy difícil dados los caracteres con los que te puedes encontrar en tu ambiente laboral. De todos modos, a cada futuro y potencial empleador deberías decirle que “fue un privilegio” compartir con tu equipo anterior. Aceptémoslo: no nos gusta que hablen mal de los ex.

3) Me interesa la literatura, viajar, las acciones benéficas…

anigif_enhanced-buzz-28912-1438717868-5

Si tus verdaderas aficiones son la cerveza, las papas fritas y ver tele, no es muy recomendable que las menciones en la entrevista. A menos, claro, que tu puesto laboral posible sea en Netflix o en una cervecería. Asegúrate de que los intereses que nombren tengan algún tipo de vínculo con la “pega” que quieres obtener. ¿En el Facebook de la oficina hay fotos de una actividad de ciclismo de montaña? Bueno, entonces quizás quieras decir que te gustan las bicis.

4) “Mi último jefe era el mejor”

large

Una de las razones más comunes por las que la gente deja sus trabajos es por la relación con su jefe directo, pero eso no es algo que le quieres contar a tu próximo empleador. Es mejor que expreses que el jefe era un gran líder y que aprendiste mucho de él. Hablar mal de él produce el mismo efecto que pelar a tus ex compañeros con comentarios negativos.

5) Mi peor defecto es…

giphy (1)

No inventes, pero tampoco nombra la peor de todas. Sé astuto para contestar, dado que casi todos mienten en esta pregunta. Nadie anda por ahí admitiendo que no saben escuchar o que no tienen tolerancia a la frustración. En lugar de ello, es mejor que nombres algo que no afecte tu habilidad de trabajar, y explica qué haces para manejarlo.