¿Está el lugar de trabajo listo para la Generación Z?

Son pragmáticos, asumen riesgos y no esperan la lealtad de sus empleadores. ¿Qué tienen que perder los “iGen”?

Vía DiarioPyme

foto_0000000320160607125350

Foto: iStock Photo

 

Alizah Salario / MWN

¿Podemos por favor dejar de obsesionarnos con la generación del milenio, sus sudaderas y sus hoverboards en la oficina? La próxima generación ha alcanzado la mayoría de edad, y ya están recibiendo el tratamiento de análisis en línea. Pero al menos fueron preparados para ello. Bienvenida Generación Z – aka iGen – los nacidos entre 1995 y 2012, que actualmente están entrando en la fuerza de trabajo en masa.

Para la Generación Z, el término “nativo digital” es casi pintoresco, y los medios de comunicación social no son un nuevo invento loco que adoptaron en la escuela secundaria o en la universidad, simplemente existía. Esto es lo que un puñado de expertos profesionales que han trabajado con los graduados universitarios recientes tienen que decir acerca de los valores y objetivos profesionales de la Generación Z.

1. Siempre están conectados

Para una generación criada con varios dispositivos electrónicos, no es de extrañar que los Gen Z sean conocedores de la tecnología. La línea entre el trabajo y el juego no es sólo borrosa, es básicamente inexistente, sugiere Louis Gaglini, director asociado de participación del empleador en el centro de carreras de la Universidad de Boston.

“Lo que es diferente son las expectativas. Por mi parte, y por parte de los empleadores, si pongo algo en las redes sociales, y si (los estudiantes) se lo pierden, significa que o bien no lo vieron intencionalmente, ya que no están interesados, o no lo vieron porque ‘no están en el juego'”, dice Gaglini.

Aunque la Gen Z utiliza varias plataformas –blogs, sitios web personales, e-portafolios, sitios de redes profesionales en línea y plataformas de redes sociales – ellos consideran la exposición temprana igualmente, o incluso más importante que la ganancia económica, sugiere Kelly Ahn, directora de servicios de carrera en The New School.

“Como la Gen Z valora el compartir en comunidad y el aprendizaje basado en la experiencia, utilizan estas plataformas como una manera de conectar con la gente que no puede ofrecer una remuneración monetaria, pero están interesados en un intercambio de servicios, o con personas que están interesadas en proyectos de colaboración”, dice Ahn.

En otras palabras, la Gen Z tiene las herramientas para eludir a los guardianes tradicionales, y conectar directamente con los mentores y colaboradores potenciales. ¿Están escuchando, aspirantes a empresarios y tipos creativos?

2. Están empezando temprano

La Gen Z entiende implícitamente la necesidad de comisariar una imagen profesional en línea, incluso antes de entrar en la fuerza laboral.

“Estamos instruyendo ahora a los estudiantes a construir un perfil en LinkedIn ya en su primer o segundo año de escuela secundaria”, dice Gaglini, quien señala que una cabina de fotos LinkedIn es una parte estándar en las ferias de empleo (nada de fotos torpemente recortadas o de baja resolución para esta generación).

“Una tendencia que vemos es reclutadores que deseen participar con los estudiantes tan pronto como sea posible”, coincide Ahn. “Las empresas que no son muy conocidas en su industria y que quieren atraer a los mejores talentos y al talento adecuado, ahora están utilizando enfoques múltiple para reclutar candidatos”.

3. Son más prácticos y toman más riesgos

La Gen Z tuvo una experiencia económica un tanto bifurcada creciendo. Obtuvieron la mayoría de edad durante un período de calamidad económica, mientras que nuevas empresas “unicornio” como Facebook e Instagram hicieron de empresarios inesperados multimillonarios antes de su cumpleaños número 30.

Pero los Z son una generación pragmática también, dice Ahn. “Vieron a sus padres pasar por la gran recesión, teniendo que trabajar en varios empleos o ir a la escuela además de trabajar. También han visto la evolución de los empresarios, donde algunos lo logran en grande y otros pueden seguir mezclando varias carreras continuando su pasión en proyectos posteriores. Lo que se percibe como riesgoso o perjudicial ha cambiado para esta generación”, dice Ahn.

4. Ellos saben que el trabajo y la educación no son mutuamente excluyentes

Aunque es demasiado pronto para decir, la progresión lineal de la universidad a la escuela de post grado al trabajo podría estar pasando de moda, dice Mike Sarra, el vicepresidente asistente de admisión en el Emerson College.

“Una de las cosas que creo que ha cambiado es que los estudiantes están mucho más interesados en ser capaces de inscribirse en programas de postgrado y también estar trabajando profesionalmente al mismo tiempo”, dice Serra. “Eso ha cambiado un poco, no es un cambio enorme, pero es un cambio”.

5. Ellos quieren un toque personalizado

Debido a que la Gen Z básicamente nació sabiendo cómo usar Google, esperan que los entrenadores de carrera y asesores académicos ofrezcan más descargas de información.

Ahn explica: “Hay un movimiento entre los centros de carreras de repensar el modelo actual para permitir que la Gen Z aplique un enfoque de ‘diseño con visión’ al construir carreras auténticas”.

El pensamiento de diseño, un enfoque fuera de la caja a la resolución de problemas que toma en cuenta numerosas soluciones, parece ser un enfoque apropiado para una generación que no está obligada a ideas rígidas de cómo las trayectorias profesionales deberían ser. Ya que la Gen Z parece ser ingeniosa en la búsqueda de información general en línea, esperan que los profesionales de carrera ofrezcan orientación personal, estén disponibles en línea y sean accesibles de forma móvil.

Proporcionar asesoramiento interactivo de carrera con un toque humanista se está convirtiendo en algo muy deseable, mientras que la Gen Z está rechazando las reuniones en la oficina y los talleres ‘una sola talla para todos’.

6. No esperan la lealtad

“La gente en los centros de carreras entienden que las personas que se gradúan ahora probablemente tendrán entre cinco o seis carreras, y tanto como 20 a 25 puestos de trabajo antes de retirarse. Y eso es aceptado”, dice Gaglini.

Y, según Ahn, tal vez debido a que no anticipan la longevidad en el trabajo o la estabilidad, la Gen Z tiende a ver otros aspectos del lugar de trabajo tradicional –como un programa de trabajo estructurado y la presentación de informes de jerarquía– como innecesarios o irrelevantes. “Esta generación tiene un enfoque autodirigido y aprecia el trabajo orientado en los resultados, e impulsado por el impacto. Ellos tienden a dividir tareas en donde la línea entre el trabajo y el juego se difumina. La fidelidad a la empresa no parece tan alta como en las generaciones anteriores, ya que muchos estudiantes Gen Z no esperan trabajar para una misma empresa por muchos años”.

Sea o no que el lugar de trabajo esté listo para la Gen Z, ellos están preparados para ello.