Etiquetado de Alimentos: 44% de consumidores dice que no cambiará hábitos

La nueva ley entró ayer en vigencia.

Vía DiarioPyme

foto_0000000220160628111333Foto: AgenciaUno

De acuerdo a la última encuesta Cadem, 87% de los encuestados dijo haber oído hablar de la nueva Ley de Etiquetado de Alimentos que entró en vigencia ayer, y, el mismo porcentaje está de acuerdo con que las empresas estén obligadas a rotular los alimentos con el polémico disco pare negro que diga “alto en (grasas, azúcares, calorías y sodio).

Si bien el porcentaje cae cuando se les pregunta si están de acuerdo con que se prohíba la venta y publicidad de alimentos catalogados como “altos en (grasas, azúcares, calorías y sodio)” al interior de los colegios, sigue siendo la mayoría con un 78%.

Ya cuando se trata de prohibir hacer publicidad en medios de comunicación a través de elementos que sean atractivos para menores de 14 años, como el Conejo de Pascua, Kinder Sorpresa o los monos de Bilz y Pap la aprobación baja a 57%.

La encuesta también pregunta si la Ley de Etiquetado va en la dirección correcta, a lo que un 77% responde que sí, porque “mejorarán los hábitos alimenticios de las personas”,  mientras que un 17% dice que “es un exceso de regulación a las empresas”.

Eso sí, un 44% afirmó que la ley “no tendrá un impacto ni positivo ni negativo porque la gente no cambiará sus hábitos”, y un 51% cree que “mejorará la vida de las personas”. Estos resultados son transversales en cuanto al nivel etario de los encuestados, más pesimistas en las mujeres y optimista en los sectores altos.

Conducta de compra

La encuesta incluyó un apartado sobre la conducta de compra de los consumidores, y los resultados son equilibrados. Por ejemplo, al preguntar si ha dejado de comprar algún producto de su consumo habitual por los discos pare en negro, un 46% dice que sí, versus 52% que responde que no.

De hecho, la mayoría de los hombres (quienes ven con optimismo la nueva ley porque “mejorará la calidad de vida”) no han cambiado su consumo habitual, mientras que los que más han dejado de comprar los productos usuales han sido los de grupo socioeconómico alto.

Sin embargo, un 38% afirma que sí “se cambiaría de marca a una que no tenga disco pare”, mientras un 28% lo eliminaría el consumo “de forma definitiva” y un 31% lo seguiría comprando.