Trabajadores con estudios universitarios fueron los que más perdieron su empleo

En el último trimestre. Pese a ello, especialista apunta a que personas con estudios secundarios son quienes corren un riesgo mayor.

Vía DiarioPyme

foto_0000000320160630174350Foto: AgenciaUno.

Pablo Contreras Pérez

Un nuevo incremento registró la tasa de desocupación del trimestre móvil marzo-mayo, llegando así al 6,8%, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Según el organismo, el indicador, tuvo una variación al alza de 0,4% respecto del trimestre móvil anterior y de 0,2% en doce meses. De esta manera, el dato se ubica por sobre el 6,7% esperado por algunos analistas.

Entre los diferentes aspectos considerados, nuevamente los trabajadores por cuenta propia lideran entre los Ocupados, al subir 6,5%, consecuencia del crecimiento tanto de mujeres (8,5%) como de hombres (5,1%), asociado a trabajos que se desarrollan en el propio hogar o en la vía pública.

Por el contrario, el organismo detalló que la categoría de Asalariados aumentó sólo en 0,4%, aunque en el caso de los hombres se registró una disminución de -0,3%, la primera desde fines de 2014. Esto da cuenta de una mayor cantidad de personas en empleos considerados más precarios.

Sin embargo, hay otras cifras que también llaman la atención. “Lo que sorprende aún más es que de esos 38.630 desempleados (que se sumaron entre un trimestre y otro) cerca de 14.000 son desempleados con educación universitaria, seguidos por los de educación secundaria con 10.520”, alerta Alexis Osses, gerente de estudios de xDirect.

Al respecto, Víctor Martínez, investigador de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo (UDD), explica que las personas que pasaron por una universidad “tienen más herramientas para enfrentar el desempleo; primero porque la evidencia muestra que la duración del desempleo dentro del grupo de las personas con estudios universitarios es menor que la del resto con menor escolaridad; y en segundo lugar, porque según los datos las personas con mayor educación -empleadas como asalariados- tienen mayor probabilidad de tener contrato indefinido, lo que implica seguro de cesantía, indemnización, etc”.

Para el economista, el otro grupo de desocupados es el que más preocupa porque es a quienes “les ha pegado más el ciclo económico”. Asimismo, en comparación con los universitarios, los que sólo cursaron hasta la educación media, “tienen trabajos menos protegidos y desempleos más largos”.

 

Desocupación al alza

“El aumento en el desempleo de mujeres y hombres, además de 38.630 nuevos desempleados entre trimestres, demuestran que la creación de empleo se ha deteriorado”, sentencia Osses.

Por otro lado, se debe destacar además que recién estamos acercándonos al periodo invernal, por lo que por un efecto estacional, el indicador debiera seguir subiendo, debido principalmente a que disminuye el empleo en el sector agrícola.

“Lo más probable es que el desempleo se siga ajustando al alza, ya que en invierno estará el efecto del ciclo (más desempleo) sumado al efecto de la desaceleración económica (más desempleo), ambos efectos con la misma dirección”, sostiene el académico de la UDD.

Martínez estima que la próxima encuesta de desempleo de la Universidad de Chile dará luces del tamaño de ese efecto. En esa línea, Osses apunta a que la tasa de desocupación “alcance un nivel de 7,2% de cara al trimestre móvil entre junio-agosto”.