Estos son los derechos laborales que todo joven debe conocer al conseguir su primer trabajo

Firmar un contrato, días de descanso compensatorios y seguridad laboral entregada por el empleador son algunos de ellos.

Vía DiarioPyme

foto_0000000220160713084606Foto: AgenciaUno.

En la actualidad es muy importante que los jóvenes conozcan sus derechos laborales al momento de insertarse en el mundo del trabajo. En esa etapa de la vida, siempre existe la motivación de conseguir un primer trabajo para ser autosuficiente, tener “lucas” propias para disfrutar de la vida, estudiar, ayudar a la familia o para hacer lo que les de la gana.

Si eres uno de ellos ¿sabes cuáles son tus derechos laborales? Según experto, existe mucho desconocimiento sobre cuáles son los derechos que tiene un trabajador al momento de conseguir un empleo, apuntando que es muy importante que puedan estar al tanto de los aspectos más importantes, ya que les entregará mayores herramientas para poder desenvolverse de mejor manera y mantener una buena relación con el empleador.

“El primer derecho básico que todo joven debe conocer, aparte de estar al tanto del monto del sueldo mínimo, es el contrato de trabajo. Cuando uno comienza a trabajar debe hacerlo con un contrato o algo que garantice formalmente el empleo, pues le da un respaldo jurídico y de tranquilidad al empleado y a la empresa”, asegura Horacio Llovet, director ejecutivo de TuPrimeraPega.cl.

El especialista laboral afirma que muchas veces “al tener muchas páginas, generalmente es pasado por alto por los jóvenes que se aburren al momento de leerlo, y lo consideran un mero trámite más. Grave error, ya que la persona debe saber lo que está firmando para no sufrir contratiempos por desconocimiento, por lo que debe leerlo al detalle y fijarse que coincida con lo prometido con anticipación”, subraya.

Otro derecho no menor tiene que ver con la cantidad de horas de trabajo. Según explica el Llovet, “en Chile el máximo son 45 horas semanales, por lo que cualquier hora adicional a esta jornada son las llamadas horas extraordinarias, que son las que exceden los límites de las horas normales de trabajo y deben ser remuneradas por el empleador. Lo mismo ocurre si son compensaciones por trabajo nocturno, ya que trabajar de noche debe tener una compensación diferente”.

A ello, el especialista añade los días de descanso compensatorios, circunstancias extraordinarias donde los trabajadores deben laborar generalmente los feriados o en sus días de descanso semanal, “por lo cual las empresas deben compensar a los empleados que trabajan los domingos y feriados con otro día de descanso dentro de la semana siguiente”.

Del mismo modo, otro punto importante es interiorizarse sobre las licencias médicas. “Generalmente, cuando uno se enferma no sabe mucho qué hacer a parte de ir al médico y pedir un comprobante, pero no conocen cómo actuar o cuántos días cubre la licencia, cómo comunicar el empleador, etc. En este punto se debe dejar claro que la ley estipula que uno puede enfermarse y recibir su remuneración completa, pero se debe cuidar la relación con el empleador cumpliendo con todos los deberes a tiempo”, sostuvo el experto en recursos humanos.

A lo anterior, Llover añade que también es importante que los jóvenes conozcan que tienen el derecho a la salud y seguridad laboral mientras están desempeñando sus labores. En este punto, el profesional destacó que “los empleadores tienen la obligación de adoptar todas las medidas para proteger eficazmente la vida y salud de todos sus trabajadores a través del cumplimiento de las condiciones de higiene y seguridad dentro del lugar de trabajo”.

En tanto, agregó que “otro derecho no menor es el trato justo, que se refiere a la igualdad de salarios para un mismo trabajo para todos los trabajadores, sin importar raza, sexo o género. Dentro de este ítem también se encuentra al derecho a la no discriminación, la que está prohibida por el Código del Trabajo y apunta a respetar sexo, condición sexual, religión, edad afiliación sindical, estado civil, etc.”.

Finalmente, y no por eso menos importante, está el tema de las vacaciones. “Todo trabajador tiene derecho a tomarse 15 días hábiles de descanso después de un año de trabajo, los que deberán ser remunerados tal como si hubieran sido trabajados. Además, el empleado puede fraccionar estos días o tomárselos todos de corrido según estipule su contrato o se acuerde con el empleador”, concluyó Llovet.