Kuwait es el primer país árabe en fijar un salario mínimo para trabajadores domésticos

Esto se da en el contexto de denuncias de ONGs respecto a las malas condiciones de trabajo de estos empleados, la mayoría procedentes de Asia, y que en todo el Golfo Pérsico serían unos 2,4 millones.

Vía DiarioPyme

foto_0000000220160714114540El dinar es la moneda de ese país árabe. Foto: AFP.

DiarioPyme.com / AFP

Kuwait se ha convertido en el primer país árabe del Golfo Pérsico en establecer un salario mínimo para los trabajadores domésticos cuyas duras condiciones laborales han sido denunciadas repetidamente por las ONGs.

Un decreto del ministro kuwaití del Interior Jaled Al Sabah establece que el salario de base de los asistentes domésticos no tiene que ser inferior a 60 dinares, unos 200 dólares (alrededor de $130 mil chilenos), indicó este jueves el periódico Al Anbaa.

El decreto también define la aplicación de una ley adoptada el año pasado por el parlamento, que da a los empleados domésticos un día de descanso por semana y vacaciones pagadas de 30 días al año.

El texto limita además el horario laboral a 12 horas al día, obliga a pagar las horas extras y otorga una indemnización de un mes por año trabajado cuando se termina el contrato.

Human Rights Watch (HRW) y otras organizaciones humanitarias se felicitaron de la adopción de la nueva ley y pidieron a los demás países del Golfo que sigan el ejemplo de Kuwait, donde se calcula que hay unos 600.000 empleados domésticos.

Las ONGs denuncian con frecuencia las condiciones de trabajo de estos empleados, la mayoría procedentes de Asia, y que en todo el Golfo Pérsico serían unos 2,4 millones.

El miércoles HRW también criticó a Omán por las condiciones que sufren los trabajadores domésticos y pidió un cambio de legislación.

La organización, que entrevistó a 59 personas, denuncia condiciones similares al trabajo forzado y cuenta entre otros el caso de una bangladesí, Asma K, que empezó a trabajar en Emiratos Árabes Unidos y fue luego “vendida” a Omán, donde le confiscaron el pasaporte y le obligaban a trabajar 21 horas diarias.