Tips para evitar los peligros en la descarga de Apps

En el caso de Android, el riesgo de contraer malware en el dispositivo es 10 veces mayor al descargar una App desde tiendas no oficiales en lugar de hacerlo desde Google Play. 

No sólo la información personal se ve en peligro, sino que también la información empresarial contenida en los dispositivos.

Vía Comunicado de Prensa

Depositphotos_45719579_original (1)

Cada día son más frecuentes las descargas de aplicaciones en dispositivos móviles (smartphones y tablets) ya sea por ocio o temas laborales. Sin embargo, son muy pocas las personas que realmente saben lo que se está descargando e instalando en el aparato, dando por sentado que todo está ‘bajo control’ y olvidando lo vulnerable que pueden llegar a ser estos dispositivos.

Según Kaspersky Lab –partner de NovaRed, empresa de seguridad TI- el 63% de las personas no lee el contrato de licencia antes de instalar una aplicación en su celular ya sea por apuro o simple desinterés. Peor aún, más del 60% de las apps carecen de una política de privacidad clara que especifique el uso que se dará a los contactos contenidos en el aparato. Así lo demuestra un estudio realizado por la Universidad de Georgetown de USA que señala que “las aplicaciones no informan de manera adecuada qué harán con la información que almacenan los dispositivos”. Adicionalmente las aplicaciones solicitan acceso a otros componentes (por ejemplo cámara o gps) o datos dentro del mismo teléfono (contactos, fotografías, etc), lo cual también implica un riesgo que los usuarios deben tener claro al momento de instalar las aplicaciones, y por consecuencia protegerse. ¿Porque un juego solicitaría acceso a sus contactos o fotos? Eso es un permiso indebido dada la naturaleza de la aplicación, es decir, un juego.

Por otro lado, los datos arrojan que durante el año 2015 a nivel mundial se realizaron alrededor de 102 mil millones de descargas de apps. En tanto, en Latinoamérica 9 de cada 10 personas tiene un smartphone en el cual descargan un promedio de 18 aplicaciones. Cifras alarmantes si es que no se pone especial cuidado en el tema dado a que además de afectar a la privacidad del usuario robando datos, varias aplicaciones pueden autorizar la instalación de otras apps y hasta realizar cambios en la configuración del sistema operativo.

Asimismo, la información empresarial contenida en estos dispositivos puede correr grave peligro dada la tendencia aún en alza Bring Your Own Device (BYOD), donde las personas utilizan sus propios aparatos para fines laborales. “De ahí la necesidad de equilibrar los conceptos de movilidad y privacidad de datos debido a que los dispositivos móviles no tienen la misma protección que las infraestructuras tradicionales, como por ejemplo, los servidores y computadores personales. Para los dispositivos móviles existen productos de software especializados para protegerse contra este tipo de amenazas como soluciones de antivirus para integrar, proteger y administrar los dispositivos móviles en la red corporativa o soluciones de Gestión de Dispositivos Móviles (MDM, por sus siglas en inglés)”, señaló Maximiliano Geoffroy, subgerente de preventa y productos de NovaRed. La convivencia de las aplicaciones y datos personales, puede convivir con las aplicaciones y datos empresariales en el mismo dispositivo, utilizando la tecnología adecuada, permitiendo aislar y brindar seguridad a cada uno de los mundos.

Dado el panorama es que la empresa de seguridad y tecnologías de la información entregó una serie de recomendaciones para que la descarga de apps lejos de ser un peligro, sea una oportunidad de entretención, apoyo y un facilitador tecnológico para las personas.

  1. Descargue apps solo desde tiendas oficiales o sitios confiables dado a que dichas plataformas ofrecen más garantías de seguridad.
  2. Lea todo el contrato de licencia en el proceso de instalación y analice la lista de permisos que se solicitan.
  3. No autorice ni continúe el proceso si no está seguro de la información que está aceptando ni de los permisos que está otorgando a esas aplicaciones.
  4. Investigue previamente acerca de la aplicación que se quiere descargar, ya sea a través de Internet o consultando la experiencia a conocidos que ya tengan la aplicación instalada y en uso.
  5. No comparta contraseñas ni abra enlaces a través de las apps.
  6. Analice si la aplicación que se quiere descargar será realmente útil y necesaria, ya que en variadas ocasiones los dispositivos se saturan, utilizan memoria y hacen más lento el funcionamiento.
  7. Mantenga softwares de seguridad actualizados en su dispositivo, tales como antivirus, antispam y antimalwares, en caso de que se instale una app infectada.