Postulan retirar fondos de AFP para comprar vivienda y tener ingreso extra a la pensión

Idea de parlamentarios de la Democracia Cristiana. Especialistas explican los efectos que una medida así podría provocar en la economía.

Vía DiarioPyme

foto_0000000320160729163310Foto: AgenciaUno.

Pablo Contreras Pérez

Si tuvieras la posibilidad de retirar el 25% de tus fondos previsionales para comprarse una vivienda, ¿lo harías?

Esa es la propuesta de un grupo de diputados de la Democracia Cristiana (DC), en medio del fuerte cuestionamiento que se instaló al sistema de pensiones y las AFP. La idea de estos parlamentarios es que  las personas puedan obtener alguna renta como ingreso adicional a sus futuras pensiones, mediante la compra de una propiedad.

La idea está inspirada en una norma ya aprobada en Perú por el parlamento de ese país, en cuyo caso se indica que las personas pueden retirar esos fondos sólo para la compra de la primera vivienda, mientras que en Chile se permitiría también a modo de inversión.

En conversación con Publimetro, el diputado DC Marcelo Chávez, comenta al respecto que “nosotros (los parlamentarios) no tenemos iniciativa en materia legislativa en proyectos que dicen relación con materia de seguridad social. Es un proyecto de acuerdo para pedirle a la Presidenta de la República que se pueda retirar el 25% de los ahorros para la compra de una vivienda”.

En ese sentido, el legislador apunta a que “nosotros queremos abrir el debate (…) planteamos esta propuesta, entendiendo que no es la solución al problema, sino que se busca, en el fondo, señalar que los verdaderos dueños de los fondos son los trabajadores no las AFP”

 

Efectos colaterales

De dar luz verde a una ley como esa, ¿cuáles serían las implicancias? “Mucha gente ve el mercado de bienes raíces, ya sea compra de vivienda para arriendos o locales, como un negocio seguro, cuando en realidad no es así”, sostiene Matías Godoy, director de Economía para Todos.

Entre los riesgos que menciona, está el que “no se logra arrendar la propiedad o que la persona a la que se le arrienda no pague su arriendo al día”, explica el economista.

Otro problema más de fondo, plantea Francisco Aravena, coordinador del Centro de Economía Aplicada de la Universidad San Sebastián (USS), es que se podría generar una distorsión en el mercado inmobiliario.

“Al retirar los fondos para comprar una vivienda, lo que estás haciendo es sesgar la demanda de una determinada industria, en este caso, la inmobiliaria”, explica el académico, quien añade que “el efecto que tiene eso debiera ser un alza en los precios de las viviendas”.

Consultado por lo anterior, el diputado Chávez, no desconoce que ese efecto se pueda provocar, pero añade otro elemento a la discusión. “Mirado desde otro punto de vista, también puede significar el aumento o una medida para elevar el nivel de empleabilidad en Chile. Puede tener un efecto a la hora de subir el valor de los inmuebles, también puede funcionar como estimulador de la actividad constructiva del país”.

Por otro lado, y discrepando de lo planteado por los parlamentarios, Aravena sostiene que lo que se podría ganar a través de este mecanismo sería menos a lo que generan las AFP.

“Si tú lo miras desde el punto de  vista de la inversión, la rentabilidad que puede tener un bien raíz es bastante fija, es como si tuvieran tu plata y la metes en el fondo E, entonces es probable que la rentabilidad que tenga sea menor”, dice el economista.