Estas características necesitan para ser un buen jefe

Los trabajadores ahorraron durante un año para regalarle un auto por ser un gran jefe.

Vía DiarioPyme

foto_0000000220160810160626Foto: Getty Images.

Unas semanas atrás, Dan Price, director general de una empresa estadounidense, hizo noticia por ser sorprendido por sus trabajadores, quienes ahorraron durante un año entero para regalarle el auto de sus sueños. Todo para devolverle la mano por sus acciones, entre ellas subir el sueldo a todos y ganar todos por igual.

Quizás esta iniciativa no es una opción viable para todos los jefes, pero ¿qué características hacen que los trabajadores valoren a sus superiores?, ¿cuáles son las más importantes? Laborum.com enumera algunas de ellas:

Comunicación y feedback constante: Este ítem es uno de los más importantes, ya que tener una comunicación fluida con el jefe permite hacer preguntas, dar distintos puntos de vista, tomar bien las críticas y comentarios y en general, potencia las relaciones dentro del equipo para el bienestar de todos.

Confía en su equipo: Un jefe que enseña buenas prácticas a su equipo es capaz de delegar tareas sin miedo y aprehensiones. Si esa confianza es sentida por los trabajadores potencia sus habilidades y por ende, su productividad.

Que aporten en un agradable clima laboral: Según la encuesta realizada en el portal Laborum.com a 3.752 trabajadores, el 66% destacó la importancia del clima laboral. Los jefes forman gran parte de esto, ya que son quienes “llevan la batuta” durante el día, aquellos que saben escuchar, que no se alteran y que fomentan la productividad dando el ejemplo son los mejores evaluados.

4. Que desafíe a sus trabajadores: Lo último que se quiere en un trabajo es estar estancado o caer en la rutina. Jefes que desafían a su equipo constantemente a lograr mejores cosas y a empoderarse es algo que se valora enormemente, sobre todo aquellos de la generación Y o llamados “millennials”, que buscan instancias de aprendizaje y están dispuestos a ofrecer su máximo potencial en un trabajo.

5. Que sea justo con todos: Mismas reglas para todos, un jefe que no es equitativo da espacio a resentimientos y rencillas por parte de sus empleados hacia cualquiera que se vea “más privilegiado”. En este sentido, para conservar el equilibrio es importante que todos estén informados de las reglas desde un principio para evitar malentendidos.

6. Apoya la capacitación o especialización de sus trabajadores: Nada peor que no recibir apoyo cuando alguien quiere expandir sus conocimientos o robustecer sus CV. Muchos no lo hacen por miedo a que el jefe se complique por negociar horarios en el caso de asistir a clases, o que les bajen el sueldo, incluso que los despidan. Jefes que se preocupan por el bienestar de sus empleados es muy valorado.

7. Aquellos que permiten conciliar la vida familiar y laboral: Una encuesta realizada por Laborum.com a 2.112 padres inscritos en el sitio web reveló que para el 84% es importante que la empresa en la cual trabajan o desean trabajar cuente con políticas de conciliación entre la vida laboral y la familiar. Entre ellas, un 38% se enfoca a tener flexibilidad horaria para atender necesidades de los hijos como asistir a actividades del colegio, visitas médicas y un 27% cree importante recibir beneficios como becas, y bonos para la educación de ellos.