Factura electrónica: Una solución de valor

Dentro de los enormes beneficios que entrega este servicio, que desde el 1 de agosto es obligatorio para las pymes, es importante también considerar el valor agregado que entrega cada empresa de facturación, que se acomode a las necesidades del cliente.

Vía Comunicado de Prensa

f4

A semanas de haberse implementado la factura electrónica obligatoria para las pequeñas y medianas empresas, ya son muchos los que han experimentado los múltiples beneficios de este sistema, que permite obtener mejoras en los procesos de negocios de los contribuyentes.

Esto gracias a que disminuye sustantivamente los costos de facturación y los tiempos de emisión y recepción de documentos en general, facilitando el comercio y generando un aumento de la productividad y competitividad de las empresas.

Pablo Mateluna, gerente general de Enternet, explica que dentro de las principales ventajas se encuentra el ahorro de tiempo, a que solo se necesita en computador y el certificado digital, o firma electrónica, y la confiabilidad en el proceso. “Por si fuera poco, simplifica el cumplimiento de otras obligaciones tributarias y disminuye el riesgo de pérdida de documentos, además de evitar el almacenamiento de papel, ya que tienes todo el respaldo en formato digital”, indica.

Pero más allá de estos beneficios, Mateluna recalca la importancia de que este documento digital sea una solución de valor para los clientes. “Si estoy obligado a hacer algo, lo hago de forma que me aporte un valor especial y particular, que es nuestra especial preocupación”.

Patricio Carrasco, subgerente comercial de Andes Tabaco, señala que su empresa había realizado todo de manera manual hasta que comenzó a regir la ley. “Vimos un servicio de facturación electrónica, pero no podía sacar el cálculo del impuesto al tabaco, por lo que tuvimos que buscar otro y llegamos a Enternet”.

Carrasco destaca el hecho de que un servicio de facturación electrónica les ofrezca lo que la empresa necesita, además de entregar una completa capacitación. “Han resuelto lo que necesitamos, entregando capacitación al personal de manera didáctica y pedagógica, con un buen soporte tecnológico, especial para quienes no se manejan en el tema”.

El grupo de empresas Books and Bit, especializada en libros de inglés y uniformes escolares, decidió comenzar antes de la obligatoriedad, por lo que ya llevan más de un año con el sistema de factura electrónica.

La subgerente general, Pamela Dubó, explica que la experiencia ha sido buena, ya que es una forma  fácil de resolver el tema de facturación. “Es bastante transparente para el usuario final, además el cambio desde el papel ha hecho el proceso más fácil, ya que pueden enviar los documentos por email a todos tus clientes”.

Dentro de los principales beneficios que destaca Dubó de este sistema es que “Los libros electrónicos  son más fáciles de enviar, hay un cruce de información con el SII más rápido y no hay que estar almacenando tanto papeleo”.

A pesar de que este sistema es obligatorio, ha entregado numerosas ventajas a sus usuarios, optimizando las gestiones de las pymes, reduciendo los tiempos y logrando una mayor eficiencia en el funcionamiento de la empresa, permitiendo tener más seguridad y un control en relación a los posibles errores que se pudieran generar.

Más información en http://www.enternet.cl