Capel apuesta por productos más premium y eliminará gradualmente su marca de pisco estándar

La cooperativa potenciará la línea de doble filtrado de esa marca, mientras que el tradicional pisco regular, de tapa y etiqueta roja que tiene solo una destilación, irá desapareciendo.
Vía Emol
file_20160824083505_300x200.jpg
Foto: Luciano Riquelme, El Mercurio.
SANTIAGO.- La Cooperativa Agrícola Pisquera Elqui Limitada (Capel) se encuentra batallando por las preferencias de los consumidores de pisco premium o de mayor calidad.
Para ello, según comenta Roberto Salinas, gerente general de la empresa, la apuesta consiste en potenciar piscos Alto del Carmen -que representa el 45% del volumen de venta en cajas de la pisquera, con productos como Especial, Reservado, Envejecido, Transparente, The Essence of Muscat y Brujas de Salamanca- y, en menor medida, Monte Fraile.
Según consigna “El Mercurio”, como contrapartida, la empresa ha iniciado una reformulación de su marca masiva Capel.
Según revela el ejecutivo, la empresa potenciará la línea de doble filtrado de esa marca, mientras que el tradicional pisco regular, que tiene solo una destilación (conocido por su etiqueta y tapa rojas) irá desapareciendo.
“En el caso de Capel, estamos revisando la propuesta que les hacemos a los clientes. Las personas nos están diciendo algo cuando no compran el producto”, afirma Salinas. Puntualiza que “Capel se va a orientar en un 100% hacia productos de doble destilación. Se enfocará en entregarle a la gente piscos adecuados para diversas ocasiones de consumo”.
Asimismo, el gerente general de la cooperativa reconoce que el Capel tradicional, “en algún minuto, tendrá que desaparecer. Entendemos que la gente ha cambiado, porque antes quería un producto de mayor carácter con más sentido alcohólico. Hoy día, en los diversos licores, los consumidores perciben la calidad como algo más suave”, explica.
De este modo, la marca Capel -que representa el 41% del volumen de ventas- experimentará un proceso similar al que tuvo Control, cuando CCU decidió hacer desaparecer su versión tradicional y apuntar al desarrollo de piscos más suaves y de doble destilado.
Asimismo, Salinas sostiene que la cooperativa está generando una rama de distribución de marcas de terceros. De hecho, la firma hoy es distribuidora de ron Madero, cerveza Carlsberg, vodka Oz y recientemente la bebida energética Battery.
Actualmente, la distribución de estas marcas significa US$48 millones para la cooperativa, mientras el negocio de piscos y espumantes representa unos US$72 millones.