Desempleo sube al 7,1% en el trimestre mayo – julio y es el más alto desde 2011

La tasa creció un 0,5% en los últimos doce meses.

Vía DiarioPyme

foto_0000000120160831084819Foto: AgenciaUno.

La tasa de desocupación nacional del trimestre móvil mayo-julio 2016 fue 7,1%, subiendo 0,2% respecto del trimestre anterior, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La cifra es además 0,5 pp. más alta respecto de hace doce meses. La tasa de este período se convirtió en la más alta desde el trimestre septiembre-noviembre 2011, cuando se registró el mismo valor.

Según el organismo estatal, este aumento fue consecuencia del aumento de los Ocupados (1,2%) en menor medida al alza de la Fuerza de Trabajo (1,8%).

Esta mayor presión en el mercado laboral se explicó por la expansión de los Desocupados (10,6%), lo cual estuvo incidido, principalmente, por el alza sostenida de Cesantes (11,6%). Según sexo, influyeron positivamente en los Desocupados los incrementos de hombres (14,5%) y mujeres (5,9%).

La tasa de participación tuvo nula variación, alcanzando 59,5%, mientras que la tasa de ocupación disminuyó 0,4 pp. en doce meses, situándose en 55,2%.

En tanto, el informe del INE detalla que la población Fuera de la Fuerza de Trabajo o Inactiva aumentó anualmente (1,6%), incidida tanto por mujeres (1,3%) como por hombres (2,4%). Según potencialidad de entrar al mercado laboral, el principal incremento fue liderado por los Inactivos habituales (4,0%), es decir, aquellos que no buscan y no están disponibles para trabajar.

Los Ocupados a tiempo parcial, es decir, aquellos que trabajan entre 1-30 horas a la semana, aumentaron en doce meses (6,2%), consecuencia principalmente del alza de aquellos que trabajan de manera involuntaria (7,7%). Los Ocupados a tiempo parcial involuntario representaron 49,1% del total de Ocupados a tiempo parcial y 10,3% del total de Ocupados. La razón principal por la que estas personas no trabajan más horas fue “Porque no hay más clientes o es temporada baja”.

El promedio de horas efectivamente trabajadas aumentó anualmente (0,3%), alcanzando 38,3 horas.

La minería frenaría la destrucción de empleo

A juicio de Alejandro Urzúa, académico de la Universidad Andrés Bello, la cifra de desempleo no sorprende porque “veníamos viendo que había un deterioro de la condición laboral bastante marcada en el último tiempo”, todo reflejo de “las buenas y malas decisiones en políticas públicas que se demoran un poco en verse reflejadas en la economía real y es lo que estamos viendo hoy”.

Respecto de la minería, estima que “todavía se pueden venir algunos ajustes, pero creo que van a ser bastante menos potentes” y serán otros sectores como el comercio y la construcción los que aumentarán su aporte a las pérdidas de empleos.

Respecto de los dichos de la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, quien señaló que se deben considerar otros parámetros para medir que se está generando empleo formal, como la cantidad de personas cotizando en AFP y en el seguro de cesantía, Urzúa es claro. “Creo que hay un nivel de desconocimiento técnico”, recordando las palabras de la misma secretaria de Estado cuando el desempleo aún no aumentaba. “Decía que los economistas éramos pájaros de mal agüero”.

En cuanto a proyecciones, Renato Campos, jefe de análisis de xDirect, estima que para el próximo trimestre móvil se mantenga este sesgo negativo en el sector empleo en torno al 7,0 – 7,1% “esperando que para el trimestre móvil que corresponde al mes de septiembre pueda ver una mejora estacional por Fiestas Patrias, donde los ocupados por cuenta propia podrían ver un aumento junto a los empleadores”.