Los millonarios bonos de Codelco que quedaron en el olvido

Durante la época de bonanza, la cuprífera estatal entregó a sus trabajadores importantes aportes tras cada cierre de negociación colectiva, momento en que el cobre alcanzaba el precio más alto de la historia. Ahora la firma apuesta por llegar a acuerdo de la mano de la austeridad.

Vía DiarioPyme

foto_0000000120160901105355Foto: AgenciaUno.

Este miércoles se confirmó que el sindicato N°2 de la División Salvador de Codelco rechazó la última oferta que les hizo la empresa y se irá a huelga.

La situación de la cuprífera es públicamente conocida y debido a la crítica situación por la que pasa es que la oferta consta de un reajuste de 0% a las salarios y de un bono de alrededor de 2 millones de pesos, ofrecimiento que sí aceptó el sindicato N°6 del mencionado yacimiento.

De esta manera queda en evidencia que el tiempo de abundancia son cosa del pasado, tras el fin del llamado “Súper ciclo del cobre”, el que se inició en 2003 cuando alcanzó por primera vez US$1 la libra tras la crisis asiática ( en 1999 el valor promedio era de 71,38 centavos de dólar según Cochilco) . Dos años más tarde alcanza los US$2, ya en 2006 el metal rojo alcazaba la barrera de los US$3  y el 2008 llegaba a los US$4.

En 2008, y producto de la crisis financiera internacional, el “sueldo de Chile” volvía a los US$2, pero dos años después retornaba a los valores previos y el 2011 se alcanzaba su peak histórico de US$4,60. Tras mantenerse cercano a esos valores, a finales de 2013, el cobre comenzó su paulatino descenso hasta llegar en estos días a bordear nuevamente los US$2.

Fue precisamente en durante esos años que las negociaciones colectivas en las diferentes divisiones de Codelco, en las que se alcanzaron jugosos bonos. Repasamos algunas de ellas a continuación:

  • En 2007, los sindicatos N°2 y N°6 de El Salvador lograban un acuerdo que les otorgaba a los trabajadores un reajuste real a sus salarios de 3% y bonos por un total de $6.400.000.
  • En 2009, los 1.200 trabajadores de Codelco Andina aceptaban una oferta de la empresa que incluía un 3% de reajuste salaria, cerca de $10 millones en bonos por trabajador y $3,5 millones en créditos blandos.
  • Ese mismo año, los empleados de Chuquicamata alcanzaban un acuerdo con Codelco que implicaba  un bono de $12,4 millones más un préstamo sin intereses de $3 millones.
  • En 2010, División El Salvador volvía a cerrar un nuevo proceso de negociación, repitiéndose el reajuste del 3%, pero esta vez la suma de los bonos llegó a los $7.500.000.
  • Ese mismo año, la División Radomiro Tomic cerraba el proceso de negociación gracias a un bono de término por término de conflicto de $12.300.000, un préstamo blando de $3 millones, un 3,85% de aumento del sueldo base, más un bono para aumentar la productividad.
  • En 2011, los más de 4.000 trabajadores El Teniente cerraban un acuerdo con Codelco por un bono de más de $12.000.000, junto a un préstamo blando por $3.000.000.
  • En 2012, Andina nuevamente entraba en proceso de negociación tras lo cual firmaron un Convenio Colectivo que incluyó un aumento salarial de 3,2%, además de bonificaciones y préstamos por un total de $16.500.000.
  • En 2013 el sindicato de Radomiro Tomic (agrupa a 829 personas) llegaba a un nuevo acuerdo con la cuprífera estatal, que implicó el desembolso para cada trabajador de un bono y un préstamo blando por $17,1 millones.
  • En 2014, cuando el cobre ya iba a la baja, los trabajadores de El Teniente acordaban con Codelco el pago de un bono de $21 millones: $13,3 millones por firmar la negociación, $4,2 millones por bono de práctica operacional y de integración de procesos y $3,5 millones en préstamos.
  • A finales de ese mismo año, Chuquicamata cerraba una nueva negociación colectiva en la que esta vez alcazaron un bono de $10.903.000, además de un préstamo voluntario que deberán pagar durante el período de vigencia del contrato colectivo, y un bono por cumplimiento de metas de producción, beneficios por casi $18 millones.